Noticias

Noticias (198)

La especialidad de angiología, que cuenta con más de 500 profesionales y 250 en formación, ofrece consultas no solo en la atención terciaria y secundaria, sino también en policlínicos, aseveró en esta capital la doctora Mayda Quiñones.
En exclusiva con la AIN, la Presidenta de la Sociedad Cubana de Angiología y Cirugía Vascular, destacó la preparación de esos recursos humanos, si se tiene en cuenta que en Cuba el 18,3 por ciento de la población tiene 60 años o más, etapa en la cual se incrementan diversas dolencias asociadas con la edad, entre ellas las vasculares.


Al referirse a los motivos más frecuentes a consultas en esa rama médica, la profesora de la Facultad Salvador Allende, en la capital, dijo que existen tres grandes grupos: las afecciones venosas y linfáticas, las arteriales y las vasculares en los pacientes diabéticos.
Precisó Quiñones, Máster en Longevidad Satisfactoria, que el mayor volumen de pacientes de los servicios de angiología son de la tercera edad.
Aclaró que ante cualquier síntoma estos deben dirigirse al médico de la familia, pues dichos especialistas en Medicina General Integral están preparados y son los encargados de atenderlos en la primera instancia y remitirlos al área de salud correspondiente para ser valorados por el angiólogo.
En el Instituto de Angiología y Cirugía Vascular existen consultan especializadas donde se atienden además a los diabéticos, y fue el primer centro asistencial en Cuba donde se empezó a aplicar el Heberprot-P y se ha extendido por la Isla, recordó.
Allí se entrenan a los especialistas de toda la nación, no solo a los angiólogos, sino también a los podólogos, enfermeros, y a médicos de la familia para ofrecer las indicaciones de como tratar a estos pacientes con ese fármaco, único de su tipo en el mundo, desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, remarcó Quiñones.

ECUADOR, 23 de junio de 2014. En entrevista para Ecuadorinmediato el Dr. Jorge Mayo, representante de BIOCUFARMA en Ecuador, informó los beneficios y resultados de la utilización del Heberprot-P para el tratamiento de la Ulcera del Pié Diabético.

Desde el 2013, 12 unidades del Ministerio de Salud Pública han estado aplicando el medicamento cubano, único en el mundo, desarrollado por la industria biotecnológica cubana basado en el factor de crecimiento epidérmico cuya aplicación evita la amputación de los miembros inferiores en la mayoría de los casos.

En el último año más de 700 ecuatorianos se han beneficiado con el tratamiento del Heberprot-P el cual será extendido próximamente a las unidades de salud del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social que ya adquirió el producto y en el que trabajarán cinco grupos integrales de profesionales cubanos.

(Cubaminrex/Embacuba-Ecuador)

Seven years ago, one of the greatest findings of Cuban science was announced. At the laboratories of the Center for Genetic Engineering and Biotechnology (CIGB) in Havana, a formula was developed that has benefited more than 148,000 diabetes patients worldwide.

 

Heberprot-P is its name. It is a medication that provides a therapy of replacement, effective and unique, aimed at promoting healing in diabetic-foot ulcers and therefore to reduce the risk of amputation.

 

The visible advances in the application of this product to more than 28,000 Cuban diabetes patients has enabled its acceptance in countries like Venezuela, Argentina and Turkey and its expansion in Ecuador and Algeria. It is registered in 20-some countries and is expected to be registered in 20 others by 2015.

 

Heberprot-P has made its way in a worldwide context that demands the use of strategies to treat a disease that will affect 592 million people by 2035. The United States is one of the countries (behind China and India) with the largest number of people affected by diabetes mellitus and its complications.

 

That is why the interest in the Cuban experience has grown among doctors, academicians and researchers in the United States. But the complex political relations between the two countries make the use of this product in the U.S. impossible.

 

Nevertheless, this year, for the first time, Jorge Berlanga, the scientist who is considered to be the father of Heberprot-P was able to present the results of his findings in Washington and Los Angeles, a step that many consider hopeful.

 

Progreso Weekly wanted to know his impressions about that experience and about the upcoming international conference on diabetes control that will be held in Cuba next December.

 

Lisandra Díaz Padrón: Please give us a brief history of Heberprot-P.

 

 

Jorge Berlanga: In 1984, before the CIGB was inaugurated, the man who cloned and expressed the protein-coding genes for the Epidermal Growth Factor (EGF) was the CIGB’s current director, Luis Herrera. By 1987, Cuba had purified EGF as a mature protein. We were the second country to do so, after the United States. The first line to be developed was topical formulation. Treating a wound, we instinctively apply medication on it, whereas the mechanism of wound healing goes from below the wound to the surface.

 

In 1991, we began to work on aspects of the pharmacology related to the EGF. In 1994, we started a parallel line of research where we injected the EGF. To be honest, I was never completely satisfied with the results of its topical application. The experiments told us that that was not the adequate way to apply it and that led us to develop the theory that by injecting EGF on the edges and bottom of the ulcer we could rescue and regenerate the tissues.

 

The first clinical trials began in 2001. We could do them because here, at the Center, we had large quantities of EGF obtained through a recombinant process, with a high degree of purity, identical to the one we humans have. The main message sent by all those studies was that the pharmacology of the topical administration had nothing to do with the injectable administration.

 

At first, we had 15 patients. By late 2002 we had 29. Of these, 17 finished the treatment and saved their limbs. Let us say that it was the launching pad for the Center, for the group that its director, Dr. Luis Herrera, has articulated and led to develop the formula we now have, the world’s only growth factor manufactured for injectable use.

 

LD: You say that you had never participated in the most important event to bring together U.S. professionals who treat diabetic-foot patients. How did you manage to participate this year?

 

JB: David Armstrong, a celebrity on the issue of diabetic-foot ulcers, sponsors events of this type, from a clinical point of view, and he sent us an invitation. He participated in the Heberprot-P conference held in Varadero in 2012. Also, I knew him from the World Conference of Wound Healing Societies in Toronto in 2008.

 

When he visited us, he had an opportunity to visit the Angiopathy Wing of El Rincón Hospital, where he became acquainted with the product. Besides, he read all the literature and in fact we have collaborated in publications. He has familiarized himself with Heberprot-P and has enabled our team to communicate with other members of the scientific and medical communities in the United States.

 

LD: What was the experience like?

 

JB: My lecture followed that of Professor Andrew Bolton’s, president of the European Association for the Study of Diabetes. That event brings together celebrities from the U.S. and other countries every year in March. Through that exchange, the attendees catch up with the surgical treatments, alternative and pharmacological treatments.

 

Going there was something extraordinary. Undoubtedly, a great opportunity to introduce the product and being able to tell about the benefits we have brought to any human being who is or was on a hospital bed.

 

In the United States, between 70,000 and 80,000 people undergo amputation of diabetic foot every year. The care of the wound is expensive, the expenses include surgery, anesthesia, medicine, hospital stay. How much better then to undergo a therapy that within days begins to show results in the most complex lesions?

 

 

LD: So, this opportunity can lead to other roads?

 

JB: In truth, I never imagined that the medicine and my presentation could be so well received. Many people were connected to the network of the Pan-American Health Organization. I believe that all countries in Latin America were aware of the product, too.

 

By this, I don’t mean that this signifies a victory. We have to see it as a healthy satisfaction, the exaltation of the values and principles of José Martí, because Homeland is Humanity. We don’t believe that this opportunity is reason enough to be boastful. It is simply the ability to share an achievement of Cuba’s revolutionary science with the American people. That simple.

 

Heberprot-P is at their disposal. So, those who write the laws, who make political decisions, have in their hands the power to help their compatriots avoid amputation. We are willing to provide it to whomever needs it, without boasting or preening; we’ll do it at any time, with the greatest humility.

 

 

LD: How does an American patient deal with this disease?

 

JB: They have different alternatives, none of them pharmacological. Their workhorse is a pump that creates a vacuum over the wound. It is an expensive device that is rented to hospitals. The mechanism has a sort of suction cup that adheres to the intact skin, adjacent to the wound, and creates a vacuum.

 

According to some specialists, the pump stimulates healing. True, it removes the exudate, the pus and the contaminated matter. But closing the wound, that’s something else. They use a lot of bandages and dressings for smaller lesions. But Heberprot-P is an “orphan/niche drug” used for lesions of greater complexity that have no treatment and almost always end up in amputation.

 

 

LD: In addition to noncommercialization,  what other aspects related to Heberprot-P are frustrated by the U.S. government’s policy against Cuba?

 

JB: Even the development of human relations. For example, I may be the Cuban researcher with the largest number of friends among U.S. researchers and doctors, and I have realized that they fear to communicate, fear to exchange knowledge, fear to donate, fear to do anything.

 

The main problem sometimes is not the limitations to acquire a reactive, or a resource or a kit. Sometimes the greatest limitation lies in the inability to debate, to exchange, to hear the advice of a person who has spent years doing what you are just beginning to do, and who can give you the know-how, the tricks of the trade.

 

For us to visit the United States, we have to do it through an international organization, in the latest instance through the Pan-American Health Organization. That doesn’t mean that if we had applied for a visa Washington would have denied it. We don’t know. In the philosophy and mentality of some people over there, Cuba is neither authorized nor entitled to develop a biotechnological industry.

 

LD: This year, the third congress on the subject will be held and your projection has changed. You now want to encompass everything related to the integral care of the diabetic patient. Why have you broadened the spectrum?

 

JB: We cannot limit ourselves to the patient’s foot. There is a two-way relationship between wound and host, so we don’t accomplish anything by treating a wound if we cannot control the host, i.e., the diabetic patient, all the more when the wound is an expression of a complication in the basic disease. That is why our profile has broadened.

 

LD: Let us hope for good news for Heberprot-P.

 

JB: Every step we take, small though it may be, improves the medication’s credibility. And it will continue to do so, because we’re not going to stop.

 

Progreso Semanal/ Weekly authorizes the total or partial reproduction of the articles by our journalists, so long as source and author are identified.

Pedro José Rodríguez disfrutaba en una playa de Cienfuegos junto a su familia en julio último, descalzo caminaba fuera del agua, sintió un pinchazo en el pie, pero su curtida piel de deportista acostumbrada a los spikes de pelotero, no se rompió. Pasó el fuerte dolor aparentemente y resistió el accidente, sin embargo en poco tiempo, ese azar y su diabetes le jugaron una mala pasada.

Así atestigua hoy su esposa Milagros Román Gómez, quien guarda las vivencias y atesora fotos, fechas y toda la historia de la enfermedad del pie:

“El es diabético desde sus 48 años en el 2000, nunca hubo síntomas graves, pero esta vez durante el pinchazo, el hecho de no haber ruptura de la piel ocasionó una gravedad en los tejidos que silenciosamente y en poco tiempo estaban altamente infectados. Aún recuerdo con angustia la operación, el mal estado de los tendones, fue muy dolorosa la situación.

“El bálsamo fue el Heberprot P, es increíble como a los diez días el miembro estaba regenerado”

El doctor Javier Borrego Acosta, angeólo, estuvo de cerca en el seguimiento: “Cheíto llegó con una lesión grado III, muy grave, eso compromete hueso, articulaciones y tendones. El segundo dedo estaba para quitárselo, confieso que solo lo dejamos para concientizarlo sobre eso, pero sanó con el Heberprot P.

“La infección no caminó la senda plantal, gracias a una sistematicidad en el tratamiento. Primero lo aplicamos diario, luego espaciamos y paralelamente llevamos un control estricto de la diabetes, estabilización de la glicemia , bajar el peso corporal, de lo contrario el medicamento tampoco hubiera sido eficiente”.

Del 10 al 12 de diciembre nuestro país celebrará el “Tercer Congreso Internacional de la Diabetes y sus complicaciones más severas”. Recientemente representantes de organismos nacionales asistieron a Cienfuegos y disertaron sobre los logros de Cuba en la temática.

El doctor Manuel Raíces Pérez Castañeda, secretario del comité científico del evento e investigador del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología(CIGB) explicó que la idea del cónclave comenzó por los resultados en la aplicación del Herberprot P y ahora se amplía.

Por otra parte el doctor Eduardo Álvarez Seija, del Centro de Atención al Diabético de la capital habanera, dijo que el enfoque más integral del congreso, posibilitará socializar nuestros logros, pues existen aquí tres subprogramas de la enfermedad: Control preconcepcional, Educación Terapéutica y Pie Diabético, en coordinación con el CIGB todos han tenido impactos en la disminución de la mortalidad y secuelas del flagelo.

Durante 2013 en Cuba redujeron en un 80 por ciento las amputaciones a diabéticos. Cienfuegos es pionero en ese último subprograma, pues desde 2006 seis pacientes integraron el ensayo clínico del Heberprot P. Funciona actualmente un equipo multidisplinario, el nivel de consultas es alto, rotan por todos los municipios.

Ivonne Marrero, Especialista de Angeología y Cirugía Vascular en el Hospital Provincial Gustavo Aldereguía Lima, comenta que realizan aquí una serie de operativos denominados “Diabetes-Salud” con el fin de evaluar y diagnosticar aquellos pacientes que poseen úlceras en los pies.

Pedro José Rodríguez, gloria del deporte cienfueguero es uno de los más de 29 mil cubanos que se han beneficiado con el Heberprot-p, fármaco único en el mundo y que figura en el cuadro básico del sistema de salud cubano desde el 2007.

Gracias a esos avances, ahora “Cheíto” prosigue su vida familiar y en la cooperación con el béisboll sureño, una de sus razones de ser.

Controlando a la diabetes y sus complicaciones más severas, es el lema del Tercer Congreso Internacional sobre la atención integral al paciente con úlceras de pie diabético, que se celebrará en Cuba en diciembre próximo.
El Doctor en Ciencias Manuel Raíces, secretario del comité científico, adelantó a la AIN que en el evento, del 10 al 12 de ese mes, la nación antillana mostrará los logros de programas integrales del Ministerio de Salud Pública para la prevención de la dolencia y el control metabólico de los pacientes.
Precisó el experto del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología que esos programas incluyen la atención a la diabetes gestacional, y han permitido que aunque existe crecimiento mundial y en Cuba de la prevalencia de ese mal, las muertes en la Isla tienen una tendencia a disminuir.
Entre las complicaciones más severas están las úlceras del pie diabético, que pueden ocasionar terribles consecuencias en cuanto a discapacidad, costo y secuelas, aseveró.
Cuba posee una terapia única de su tipo en el mundo, dirigida a promover la cicatrización de úlceras del pie diabético, registrada como Heberprot-P, basada en la infiltración del factor de crecimiento humano recombinante en el lecho de las heridas, provocando rápidamente división celular y granulación efectiva, apuntó.
Disponible en 48 hospitales y 315 policlínicos de toda la nación, el Heberprot-P es capaz de suplir el déficit de factor de crecimiento epidérmico que padecen los enfermos diabéticos, en su estado de inflación crónica, acotó el doctor Raíces.
Hasta la fecha, más de 100 mil personas de varios países, de ellos 25 mil cubanos, han sido beneficiados con el fármaco, que ha disminuido el riesgo relativo de amputación en más de un 70 por ciento.
En la cita, que incluye cuatro simposios, renombrados  científicos del mundo disertarán sobre la diabetes mellitus, la investigación básica en la cicatrización de heridas, el estado del arte mundial en los tratamientos de úlceras del pie diabético, y el diseño de programas de salud para mejorar la calidad de vida de esos pacientes.
Anualmente, la celebración en casi todos los continentes y territorios de más de 70 congresos internacionales, dedicados a la diabetes, describe el interés global por controlar la dolencia, que ya afecta a más de 370 millones de habitantes en el orbe, concluyó Raíces.

Más de 16 promotores de la Salud Pública de la región central de la Isla, reciben esta semana en la provincia cubana de Santi Espíritus, el primer Taller de superación sobre el Heberprot-p 2014, un medicamento que marca pautas en la medicina cubana.

En el encuentro los promotores de las provincias de Cienfuegos, Villa Clara, Santi Espíritus y Ciego de Ávila, exponen y debaten sobre los resultados de las pesquisas efectuadas en el 2013 y el trimestre del año en curso, con la finalidad de incluir en el programa a todos los pacientes con Ulceras de Pie Diabético (UPD) y elevar así la calidad de vida de estos enfermos.

Según el Dr. Rafael Ibargollín, Especialista del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) en Santi Espíritus, este producto, basado en factor de crecimiento epidérmico humano, tiene una gran aceptación por el paciente diabético porque ayuda a proliferar el tejido de granulación sobre el área de la úlcera.

Por su parte el Dr. Emilio Carpio, Especialista del Centro de Inmunología Molecular (CIM) de la capital espirituana, aseveró que el Heberprot-P® llegó para quedarse y multiplicarse en el mundo, al ser registrado en más de 20 países, mientras en la Mayor de las Antillas, unos 29 mil pacientes diabéticos son tratados con el fármaco de forma gratuita con el propósito de evitar la amputación de los miembros inferiores al ser propensos a desarrollar úlceras complicadas en sus pies.

La UPD es una complicación característica de la diabetes, con una incidencia anual, superior al 2% en todos los pacientes con este padecimiento, la cual aumenta entre 5.0 y 7.5% en los que presentan neuropatía periférica.

Estudios clínicos estiman que un 15% de los enfermos con diabetes desarrollarán úlceras en algún momento de su vida y la mortalidad de los pacientes a los que se les practica una amputación de miembros inferiores es de 50-60%.

La creación de una sólida plataforma científica para contrarrestar las necesidades de Cuba en ese campo fue uno de los objetivos primarios de la Revolución desde sus inicios. La reactivación de la Academia Cubana de las Ciencias en 1962, o la inauguración del Centro de Inmunología Genética Y Biotecnología (CIGB) en 1986, muestran la importancia que desde 1959 se le dio al sector como un elemento fundamental dentro de las perspectivas de desarrollo de la nación.

Precisamente, el CIGB constituye un ejemplo de lo que la ciencia cubana es capaz de hacer, pues esa institución creó uno de los medicamentos de producción nacional con más demanda en el mercado foráneo: el Heberprot-P.

Durante la II Convención Internacional de Tecnología y Salud, celebrada recientemente en esta capital, entendidos del sector aseguraron a Prensa Latina que el Heberprot-P se ha convertido en los últimos tres años en el producto líder del CIGB.

El doctor Carlos Mella, especialista en Inteligencia Comercial de la Empresa Comercializadora de Productos Biotecnológicos y Farmacéuticos del CIGB, Heber-Biotec, dijo que ese medicamento marcó la diferencia a nivel internacional.

El Heberprot-P se utiliza en el tratamiento de úlceras perforantes del pie diabético, lesión muy difícil de combatir, al punto que la mayoría de los pacientes que la padecen a nivel mundial pierden la pierna afectada.

Es un medicamento novedoso y único basado en el factor de crecimiento humano recombinante mediante infiltración intralesional directamente en el sitio de la herida.

Mella explicó que antes de ese medicamento, el CIGB trabajó otras líneas de investigación, lo más cercano al tratamiento de úlceras en la piel fue una crema tópica que hoy se sigue produciendo pero se utiliza en quemaduras y lesiones afines.

Por su parte, la licenciada Carmen Marrero, gerente de ventas en la división de países europeos de Heber-Biotec, informó a Prensa Latina que el Heberprot-P ya está registrado en 19 países de América Latina, África del Norte y Asia.

En estos momentos se realizan acciones para introducirlo en Europa y otras naciones del primer mundo, entre ellas Japón y Canadá, pues es un producto cuya demanda internacional crece de manera significativa, subrayó Marrero.

Es importante destacar que incluso los estadounidenses están realizando gestiones al respecto, se conoce que el congresista del estado de Florida Joe García promovió acciones para introducir el Heberprot-P en ese país, agregó la especialista.

Marrero recordó que Estados Unidos tiene una alta incidencia de diabetes y úlcera del pie diabético.

Recientemente el doctor Jorge Berlanga, especialista del CIGB y principal dueño de la patente del Heberprot-P, participó en un congreso internacional de diabetes en el estado de California, donde presentó una conferencia magistral sobre el tema, añadió.

Por otro lado, Carlos Mella anunció que Heber-Biotec tiene entre sus proyecciones futuras inmediatas promover a nivel internacional nuevos medicamentos como el PEG-Heberon.

Se trata de un tipo de interferón Alfa, utilizado generalmente en el tratamiento de las hepatitis B y C, cáncer, y otras enfermedades que comprometen la respuesta inmunológica del ser humano.

El PEG-Heberón se sostiene mejor en sangre, lo que reduce significativamente la cantidad de vacunas que debe recibir el paciente, explicó Mella.

No es necesario inyectar todos los días, pues con este producto la frecuencia se reduce a una vez por semana, lo que mejora de forma real la calidad de vida del paciente, añadió el experto.

Mella agregó que el otro producto novedoso del CIGB es el Heberpenta-L, una sola vacuna líquida que protege a los niños contra cinco enfermedades.

Antes había que inyectarlos tres veces con cada una de las tres vacunas existentes, lo que significaba un total de nueve inyecciones, mientras que con Heberpenta-L esa cifra se reduce a solo tres, apuntó.

El Heberprot-P, junto con los nuevos productos desarrollados por el CIGB, son una muestra del alto nivel científico de nuestro centro de investigación, que está a la altura de las naciones más industrializadas del mundo, concluyó Mella.

El desarrollo de la biotecnología en Cuba es una prueba de cómo la necesidad existente al momento del triunfo revolucionario de 1959 condicionó toda la actividad científica posterior.

La experiencia del país caribeño en la instrumentación de investigaciones evidencian hoy la introducción de novedosos modelos sociales en su programa científico, que se corresponden con las tendencias actuales a nivel global.

Por esa razón la biotecnología cubana debe estar en constante perfeccionamiento para lograr mayores avances que permitan obtener logros superiores a los obtenidos hasta la fecha con el Heberprot-P.

Científicos cubanos expusieron en dos foros realizados en Estados Unidos los exitosos resultados del empleo del novedoso medicamento Heberprot-P para el tratamiento de las úlceras complejas de pie diabético.

Uno de ellos fue el seminario técnico realizado por la Organización Panamericana de la Salud en Washington, y el otro en la Conferencia del manejo de la Úlcera del Pie Diabético (DFCON, Los Ángeles, 2014), el evento más importante que agrupa a los profesionales de Norteamérica que atienden a pacientes infectados con la referida dolencia.

Participaron los doctores Jorge Berlanga, creador del Heberprot-P, y Boris Acevedo, funcionario de la Dirección de Negocios del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), que desarrolló el fármaco, informó el Departamento de Relaciones Internacionales-Colaboración, de esa institución .

En la conferencia, los expertos del CIGB -perteneciente al grupo empresarial BioCubaFarma- expusieron los detalles del mecanismo de acción que soportan los resultados en los estudios clínicos y uso del producto, que en el mundo ha beneficiado a más de 145 mil pacientes y solo en Cuba se han tratado más de 28 mil diabéticos.

Los profesionales asistentes reconocieron la calidad del Heberprot-P y su soporte científico, así como también los efectos clínicos que lo convierten en una opción para el tratamiento de ese mal.

El doctor Luís Herrera, director del CIGB, anunció recientemente que ese medicamento de la biotecnología cubana posee registro sanitario en una veintena de naciones, entre ellas Cuba, Venezuela, Ecuador, Argentina, y Ucrania.

Explicó el directivo que recientemente se incorporó Rusia, país con un alto estándar regulatorio perteneciente al grupo BRICS, que incluye además a Brasil, India, China y Sudáfrica.

La úlcera del pie diabético pone en riesgo extremidades, movilidad y salud de quienes tienen ese padecimiento, por lo cual el Ministerio de Salud Pública de Cuba aplica un programa para su prevención y manejo terapéutico, siendo el referido fármaco seguro y eficaz, pues disminuye el riesgo relativo de amputación en cerca de 78 por ciento, un resultado realmente único, aseveró.

Cuba trabaja hoy en la introducción en la Unión Europea (UE) del Heberprot-P, único producto existente contra úlceras graves del paciente diabético, que donde se aplica logró disminuir cuatro veces las amputaciones por esta causa.

Ernesto López, director de negocios del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba, precisó que el producto, basado en el factor de crecimiento humano recombinante, se aplica ya en unos 20 países, la mayor parte de América Latina.

En entrevista con Prensa Latina, López apuntó que ya se realizó toda la etapa pre-clínica del producto (conocido en la UE como Epiprot), con buenos resultados toxicológicos y de seguridad.

Precisó que para la comercialización en la región se deben cumplir los requisitos de la Agencia de Medicamentos Europea, con sede en Londres, los cuales incluyen también permisos de otros países como la Agencia Española de Medicamentos.

También venimos a difundir nuestra cartera de proyectos con el objetivo de buscar otros socios e inversores para continuar el desarrollo de nuevas moléculas en las áreas de infecciosos, oncología y terapéuticas, apuntó.

En España, donde se calcula en más de 40 mil los pacientes necesitados del producto, se realizaron pruebas que no arrojaron elementos negativos tóxicos, igual que en más de 140 mil pacientes en el mundo.

En sociedad con la compañía Praxis Pharmaceutical, en España se produce desde 2012 en Vitoria (País Vasco) el Heberprot-P, para los estudios de investigación en Europa y otros países.

López recordó que son muy altos los costos de la enfermedad con tiempos de curación de a veces seis o siete meses, los cuales se pueden acortar con el uso del producto cubano.

En Europa se calcula el costo de la amputación en más de 50 mil euros, y los tratamientos están valorados en unos 20 mil euros.

En Cuba -apuntó- los estudios de impacto demuestran que se logró reducir las amputaciones cuatro veces, aunque aun hay servicios que aún no han incorporado el producto.

En Venezuela, país con alto nivel de incidencia de la enfermedad debido a los hábitos de alimentación de la población, de un 70 por ciento de amputaciones reportados en algunas regiones se logró bajar la incidencia a menos del cinco y hasta del cuatro por ciento, apuntó.

López precisó que, independientemente de la acción terapéutica sobre las úlceras más graves, en Cuba, Venezuela, Ecuador y otros países se da un enfoque muy preventivo.

El tema será abordado en un congreso este año del 10 al 12 de diciembre en Varadero, Cuba, antecedido por un curso pre-congreso para especialistas interesados en aprender la tecnología.

Este año, explicó, el Congreso tiene la denominación: Controlando la diabetes y sus severas complicaciones, y mostrará cómo mediante un enfoque más integral Cuba obtiene resultados en el tema de diabetes y la úlcera del pie diabético, sin precedentes a nivel mundial.

Precisó que aunque en su país -como el resto del mundo- no hay tendencia a disminuir la aparición de diabetes, se ha logrado que el diabético viva más, debido a controles, programas de atención primaria y al heberprot.

En el congreso, aseguró, Cuba mostrará el impacto tan fuerte del control primario de la diabetes y cómo logramos evitar la complicación de la úlcera y la reducción de las amputaciones.

El 84 % de las personas con diabetes mellitus en Cuba alcanza una expectativa de vida semejante a la de los que no padecen la enfermedad, que hoy es de casi 78 años de edad.

Durante un taller convocatorio a la jornada científica provincial del congreso internacional sobre la Atención Integral al Paciente con Úlceras del Pie Diabético, se conoció que el resultado se debe a que la labor médica en el país se realiza con un enfoque más abarcador y multidisciplinario.

Eduardo Álvarez Seija, especialista de Segundo Grado en Endocrinología e integrante de la Comisión Nacional Técnica-asesora de la Diabetes Mellitus en el Ministerio de Salud Pública, informó que cobra fuerza la prevención de esta pandemia desde los consultorios del médico de la familia y los policlínicos.

Precisó que entre los logros del programa nacional de atención a la enfermedad destaca el funcionamiento de los centros o casas de los diabéticos, donde se establecen las pautas de cómo educar a quienes la sufren.

Aunque el número de cubanos con esta dolencia aumenta por años, Cuba es uno de los pocos países en el mundo que muestra una tendencia a disminuir las muertes por esta causa, agregó Álvarez Seija.

Por su parte el doctor Manuel Raíces Pérez-Castañeda, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), dijo que el uso del Heberprot-P, medicamento desarrollado en esa institución científica para las úlceras del pie diabético, se extiende con notables resultados a 48 hospitales y más de 315 policlínicos de la nación.

Esta acción del Ministerio de Salud Pública, en especial de los servicios de Angiología, permite que desde el 2007 hasta la fecha sumen más de 29 mil las personas en el país beneficiadas con las bondades del novedoso preparado inyectable, fundamentalmente en las áreas de atención primaria.

La participación de especialistas, enfermeros y podólogos en el Congreso Internacional Controlando la Diabetes y sus complicaciones más severas, es promovida en esta ciudad, a partir de la presentación de resultados y experiencias en la atención integral a los pacientes aquejados con esa enfermedad.

Desde el año 2009, en el Congreso de Montreal, la diabetes fue declarada una pandemia, pues más de 380 millones de personas en el mundo la padecen; una realidad de la cual Cuba no escapa.

Según refiere el doctor Eduardo Álvarez, especialista de Segundo Grado en Endocrinología, entre el 2001 y 2012, el país duplicó el número de pacientes diabéticos.

“La  prevalencia de diabetes está por encima del cinco por ciento, sin embargo desde el año 2011 disminuye la mortalidad directa por diabetes y también bajan las tasas de letalidad hospitalaria y de años de vida potencialmente perdidos”; informó el especialista.

“A esos resultados se suma -comenta el Dr. Álvarez, también integrante de la Comisión Asesora de  Diabetes del Ministerio de Salud Pública, (MINSAP)-,  el programa de atención integral al pie diabético, en estrecho vínculo con el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) y el uso del producto líder Heberprot-P para el tratamiento de las úlceras, y la consiguiente disminución de las amputaciones de miembros inferiores.

“Nuestros diabéticos -asegura el especialista-  son más, pero se mueren menos de diabetes; y eso habla muy bien de los programas que en Cuba desarrollamos.”

El 82 % de los diabéticos cubanos equipara la esperanza de vida de 78 años de edad, con el resto de la población que no padece esa enfermedad crónica, indicador que se logra, además, con el desarrollo de la medicina preventiva, la educación para la salud y las buenas prácticas para mejorar la calidad de vida de las personas.

El Congreso Internacional Controlando la Diabetes y sus complicaciones más severas, fijado para diciembre de este año, abre en su tercera edición las temáticas e incluye la participación de especialistas extranjeros, comenta el doctor Manuel Raíces Pérez Castañeda, secretario científico del evento.

“El programa del encuentro prevé el debate y la presentación de experiencias sobre la diabetes mellitus, la investigación básica en la cicatrización de heridas, el estado del arte mundial en los tratamientos de úlceras del pie diabético, y el diseño de programas de salud para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

“Simultáneamente –agregó- se desarrollarán cuatro Simposios que abordarán, como temas generales, el control de la diabetes, la prevención de la enfermedad y los  procedimientos para disminuir o demorar el riesgo de aparición de las complicaciones de la diabetes;  la biología molecular en la cicatrización de heridas; la actualización de  los procedimientos médicos para los tratamientos de las úlceras complejas del pie diabético y el uso del Heberprot-P; y las estrategias de los Ministerios de Salud, para poner en práctica programas dirigidos a la atención integral de los pacientes en los niveles de Atención Primaria, Secundaria y Terciaria de salud.

“Hasta la fecha, -confirma el especialista- más de  100 mil personas de diferentes países, entre ellos 25 mil cubanos, han sido beneficiados con el Heberprot-P, que disminuye el riesgo relativo de amputación por  diabetes, en más del 71%”.

Significó el Dr. Manuel Raíces, también investigador del CIGB, que “Cuba mostrará los logros de programas integrales del MINSAP para la prevención de la enfermedad y el control metabólico de los pacientes  en las diferentes manifestaciones de los tipos 1 y 2, y en las gestantes; lo que permite que las muertes por esa causa en Cuba, disminuyan”.

Previo a la celebración del Congreso Internacional Controlando la diabetes y sus complicaciones más severas, en el país se realizan encuentros por provincias para promover la participación de especialistas, enfermeros, y  podólogos, quienes pueden  mostrar los resultados de la aplicación de los programas cubanos en todos los niveles de atención de salud.

“Queremos que el Congreso, que se efectuará en diciembre de este año, sea una ventana para que los expertos del mundo puedan ver los resultados de Cuba; y al mismo tiempo,  que a nosotros nos sirva  para mostrar las proyecciones que tenemos”.

Antes del Congreso, y con carácter optativo, se celebrará durante los días ocho y nueve de diciembre del 2014, un Curso Taller Internacional denominado “Aplicación práctica de Heberprot-P en pacientes con úlceras del pie diabético”, dirigido a los médicos de otras naciones que acudan al encuentro y deseen familiarizarse con el tratamiento y uso del fármaco cubano.

Pacientes tratados

330 788

Redes Sociales

 

Visitas

02665159
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Anterior
Este mes
Mes Anterior
Todos los días
764
1359
2123
1653675
30814
30717
2665159

¿Por qué amputar?

Premios Obtenidos

World Intellectual Property Organizational
Premio Nacional a la Innovación Tecnológica
Mejor invención joven otorgada por la Oficina Mundial de Propiedad Intelectual en la 39 International Exhibition of Inventions of Geneva

Distribuidores en Rusia