Noticias

Noticias (206)

Amplia ha sido la repercusión del pronunciamiento del Congresista Joe García en America Tevé a favor de  que se comercialice en Estados Unidos el Heberprot-P, un medicamento cubano, el más novedoso y único prescrito para la terapia de la úlcera del pie diabético. El Congresista García pidió separar la política de un problema humano y defendió su posición ante las críticas de que esto sería una violación del Bloqueo, poniendo como ejemplo las acciones de George Bush en el 2004.

El Heberprot-P, basado en el factor de crecimiento humano recombinante, es conocido como el “oro blanco” y una de las ventajas del medicamento es que evita la amputación de miembros inferiores en la mayoría de los casos. Sus aportes benéficos van más allá de las fronteras cubanas y comienzan a expandirse por el mundo. Suman más de 125 mil pacientes tratados con ese fármaco fuera de la Isla.

El medicamento fue aprobado hace cinco años, y durante este lustro ha sido comercializado en 18 países, entre ellos Venezuela, Ecuador y Bolivia. Brasil, Perú y algunas naciones europeas son los nuevos mercados hacia los cuales el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) dirigirá el Heberprot-P, mientras en Europa aún se encuentra en la etapa de ensayo clínico, para luego ser inscrito en el registro sanitario.

Rusia también está muy interesada en el medicamento, España llegó a la fase dos de los ensayos, y esperan sea aceptado en los demás países, porque este producto no tiene competencia: es el único en el mundo que logra penetrar la úlcera y hacer que el tejido sane de adentro hacia afuera, todos los demás empleados para esta dolencia son sólo tratamientos tópicos.

Los estudios de impacto sobre la efectividad del medicamento reflejan un éxito del 78 por ciento, pero la mayor parte de las personas tratadas ya tenían lesiones ulcerosas grado tres o cuatro, por lo cual si sus médicos lo hubieran conocido antes, los resultados serían mejores.

La pérdida de una extremidad no sólo significa una disminución considerable de la calidad de vida del paciente, sino que, en las naciones donde el sistema de salud está subvencionado por el Estado, representa también un enorme gasto público, tanto por el ingreso hospitalario, como por la amputación, que es una operación costosa.

En el caso específico de Estados Unidos, la diabetes es la séptima causa de muerte y la causa principal de insuficiencia renal, amputaciones no traumáticas de los miembros inferiores y casos nuevos de ceguera en adultos.

Según las estadísticas de la División de Diabetes Aplicada del Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud, en el 2010, el 26.9% de la población de ese país de 65 años o más, tenía un diagnóstico de diabetes tipo I y II, al igual que cerca de 215,000 personas menores de 20 años de edad. En este mismo año el estimado de pacientes con prediabetes era de 79 millones de estadounidenses adultos de 20 años o más.

En el año 2007, el costo económico estimado por la atención a pacientes con diabetes para Estados Unidos era de $174 mil millones. De esta cantidad, $116 mil millones se atribuyeron a costos médicos directos y $58 mil millones a costos indirectos, como pérdida de días laborables, limitación en las actividades, y discapacidad debido a amputaciones y cegueras como resultado de la diabetes, más allá de que trae aparejado un gran daño psíquico y emocional a los pacientes y sus familiares.

Con estos datos podemos entender algunas de las razones por las que Joe García se atrevió a defender la prueba con el medicamento cubano, dando a entender que para él es más importante el valor humano de la propuesta, que el voto de los más  extremistas de Miami, pues es la primera vez que un cubanoamericano electo al Congreso de los Estados Unidos se desmarca de los otros Congresistas.

Es esperanzador, aunque no somos ingenuos, que haya una voz disonante en algún asunto y que lo haya asumido siendo consciente que tendría la desaprobación y una fuerte campaña en su contra por parte de los Congresistas Ileana Ros-Lehtinen y Mario Diaz-Balart, así como de los voceros de Miami Ninoska Pérez Castellón y el “Doctor” Darsi Ferrer,  que se dejan  llevar por la ceguera de la politiquería en contra de Cuba, con total falta de sensibilidad humana.

Lo bueno de esta historia es que, a diferencia de otros momentos y acontecimientos, la respuesta en las redes sociales de la propuesta de Joe García ha sido muy bien acogida por sectores de cubanos y norteamericanos con sentido común y respeto por la salud humana.

Sería muy alentador que Joe García realmente esté comprendiendo que el discurso y acciones del sector más extremista de Miami está obsoleto, e irá perdiendo cada vez más espacios. Parece ser que el “oro blanco” cubano ha provocado que se dé el primer paso, apoyémoslo todos aquellos que en primer lugar ponemos la SALUD DE LA HUMANIDAD. Otro punto en contra del Bloqueo a Cuba. Una vez más la extrema derecha se aísla.

La provincia de Pinar del Río se situó en el tercer lugar del programa nacional de atención pacientes con Heberprot-P, en la semana 42 y de continuar con esa tendencia a la mejoría pronto estaría en el primer escaño.

 

Lo anterior está contenido en el boletín del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología que regula el uso del medicamento para pacientes con úlceras de pie diabético. El territorio más occidental en sus once municipios tiene atendidos dentro del plan anual a 617 pacientes y le restan todavía 303 casos, que equivalen al 33 por ciento del total.

La provincia hizo un esfuerzo en las últimas semanas que ocupaba el lugar 13, pero los especialistas y técnicos desde la atención primaria hasta la hospitalaria hicieron un esfuerzo extraordinario para mejorar sus estadísticas.

Estos resultados son el fruto de la estrategia entre Dirección provincial de salud, Vicedirección de Asistencia Médica, Programa de Atención Primaria y Coordinación del programa de Heberprot-P en la provincia.

El preparado recombinante se utiliza con éxito en el país y en otros que lo han adquirido y el único de su tipo para evitar o disminuir el número de amputaciones anualmente.

Jueves, 31 Octubre 2013 15:11

Mirar a los pies

Written by

Mirar a los pies

El ruido de una sierra siempre acecha, hoy tan solo la primera falange del dedo, mañana el calcáneo. Tras un nuevo despertar solo queda un pie. Así sucede si el paciente no cumple las orientaciones médicas, la dieta alimenticia y el reposo ante la lesión en la parte superior e inferior de los pies.

Esa predicción no llegó a cumplirse en la vida de Rubert, uno de los 18 pacientes atendidos con la aplicación del Heberprot-P en este año, en la consulta de podología del policlínico Manuel Piti Fajardo, de la provincia de Las Tunas.
Rubert Velázquez Tamayo, paciente beneficiado por el Heberprot-P.


Ahora se acaricia el cabello canoso tras concluir nuevamente una de sus sesiones de aplicación del Heberprot-P en la sala de rehabilitación. “Una tarde de aquel sábado siete de septiembre, mientras estaba en la acera de mi casa me pinché la parte superior del pie izquierdo.

“Aquello que inició como una simple incisión en el pie y me hizo acudir a la consulta de urgencia del policlínico por el dolor irresistible definido por mí en ese primer momento. Fui atendido por una primera especialista en la institución quien me prescribió medicamento para aquel momento”.- Suspira al volver tras sus pasos cual mirada retrospectiva en su más reciente pasado.

Una semana más y el pie comenzó a estirar tanto la piel de la inflamación que comenzó a drenar un líquido amarillento oscuro con un olor peculiar. Volvió al policlínico y en esta segunda ocasión le indicaron 10 bulbos de penicilina.

Tras el cuarto pinchazo ya no aguantaba más y pensó al ver lo que se semejaba a su pie.

Este hombre sexagenario, jefe de recursos humanos de la empresa LUDEMA de Las Tunas, regresó y fue remitido a la consulta de Angiología del Hospital Provincial Ernesto Guevara. Cuando llegó a ese centro su vida cambió con uno de los primeros exámenes, pues le diagnosticaron una Diabetes Mellitus, algo que jamás imaginó.

Ocho días fueron de su estancia allí, curas indescriptibles, cortes del tejido necrosado, una incisión profunda a causa del nivel afectado que llegaba al ápex del dedo gordo del pie, a cambio de muy buenas atenciones por parte del personal médico. En pocos días la inflamación cedía y el equipo multidisciplinario decidió la aplicación del Heberprot-P. Dos sesiones fueron inyectadas en esa institución médica, a partir de ahí le dieron el alta para que continuara el tratamiento tres veces por semana en su área de Atención Primaria de Salud.

“Momentos del procedimiento de aplicación del medicamento Heberprot-P en el cierre total de la úlcera del pie de Rubert”

“El Heberprot-P me ha propiciado una pronta recuperación teniendo en cuenta que hay pacientes que han tenido que recurrir a 26 sesiones del medicamento y yo tan solo he necesitado 11, prácticamente tengo ya el pie sano y puedo volver a mi incorporación social, esa que un momento dudé volver ha realizar. Todavía tengo pesadillas”, confiesa con tranquilidad.Si este medicamento no hubiese estado en el mercado cubano y estuviese certificado por su alta calidad, yo hoy no pudiera mirar sus pies, porque no hubiese escapado de una amputación. Los diabéticos cubanos han recuperado sus vidas nuevamente con la aplicación del Heberprot-P.

Rubert Velázquez Tamayo ahora muestra alegría y un resplandeciente brillo en sus ojos en tanto se despide para volver con el paso seguro de sus dos pies a su morada, en la calle Gonzalo de Quesada número 216 en el Reparto Santo Domingo, de esta ciudad.

Prevención y diagnóstico de un problema global

Las amputaciones por el pie diabético que a nivel mundial forman parte de las causas por la cual aparece otro minusválido más en la sociedad, no constituye hoy un problema en Cuba, nación donde sus habitantes cuentan con la extensión del uso del Heberprot-P a los servicios médicos de la Atención Primaria de Salud, en las comunidades donde viven.

La atención integral al paciente diabético en la provincia de Las Tunas está concebida en cada área de salud. Una vez diagnosticado el paciente por el médico de la familia, se remite a la consulta del diabético, quien por su grado de enfermedad se encuentra en el grupo tres, y sus consultas se hacen cada tres meses para su seguimiento y tratamiento, excepto si está descompensado, refiere la Doctora Isabel García Fernández, promotora del Heberprot-P en el territorio.

Subraya la especialista que una vez que se diagnostica el paciente con las Úlceras del Pie Diabético se estabiliza metabólicamente, para luego comenzar el tratamiento con el Heberprot-P, terapia que suple una necesidad que anteriormente solo se resolvía con la amputación mayor o menor de las extremidades, y que hoy se aplica en las consultas de Podologías que se realizan a tiempo completo en las salas de rehabilitación física.

En estos momento la tasa de amputación ha disminuido, y en lo que va de 2013 de un total de 18 pacientes en esta área de salud solo se ha amputado un paciente isquémico de seis caracterizados en esa clasificación, que son aquellos que menos responden al tratamiento por la complejidad que engendra la patología, ya sea en un pie isquémico o neuroinfeccioso.

La calidad del producto Heberprot-P se ha comprobado en 17 pacientes en esta área de salud, con cierre total de la lesión al concluir el tratamiento y su total incorporación a la vida cotidiana. Esto tiene una mayor significación si pensamos en las complejidades que trae consigo una amputación al paciente y a al familia, desde el punto de vista psicológico y económico, señala García Fernández.

Existen dos mil 700 pacientes diabéticos diagnosticados por dispensarización, por lo que en este año se ha trabajado en la prevención de las úlceras del pie diabético, con el fin de enseñar la importancia en el cuidado de sus pies, el uso de las medias y el calzado apropiado, y el corte de las uñas que debe realizarse una vez al mes por los podólogos. Además se le explica el control metabólico, que es uno de los pilares en el tratamiento del Heberprot-P, una vez que se realizan los complementarios y el control infeccioso si llegara a presentarse.

Hasta la actualidad se han beneficiados con el medicamento en la provincia 946 pacientes, de ellos 371 el año pasado y en el presente unos 296 pacientes, con lo cual se ratifica la labor de prevención y detección de esa afección.

Un producto con marcada calidad: Heberprot-P

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó que esta enfermedad metabólica crónica en el 2013 tiene una prevalencia de 371 millones de diabéticos en todo el mundo, cifra alarmante cuando se prevé que el 15 por ciento de las personas detectadas pueden padecer de las úlceras del pie diabético en algún momento de sus vidas.

En Cuba la insuficiente cicatrización del diabético no es un grave problema médico pues desde que se patentizó es uno de los productos lideres del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, el Heberprot-P, que se encuentra al alcance de la población en la atención primaria de salud, precisa el Promotor Nacional del Heberprot-P Joel Alfonso Mariño, del centro científico.

Joel Alfonso Mariño, Promotor Nacional del Heberprot-P


Hoy más de 20 mil pacientes se han incluido con el uso del Heberprot-p un medicamento novedoso y único prescrito para la terapia de la úlcera del pie diabético (UPD) basado en el factor de crecimiento humano recombinante, mediante infiltración intralesional directamente en el sitio de la herida, y constituye un tratamiento adyuvante para acelerar la cicatrización de úlceras profundas, complejas, derivadas de este desorden metabólico, tanto neuropáticas como neuroisquémicas.

“Entre sus principales propiedades pueden resaltarse la reducción del tiempo de cicatrización y con ello, las complicaciones derivadas, tales como la gangrena y la infección o sobre-infección, además se ha comprobado que en tres semanas de tratamiento con este producto se observa granulación en más del 80 por ciento de pacientes con UPD”.

El uso de este medicamento ha tenido un gran impacto pues no existe otro producto que pueda tratar las lesiones del pie diabético con similar efectividad, pues anteriormente solo existían dos opciones o mejoraba o se le amputaba el miembro, ahora resplandece una nueva alternativa: el Heberprot-P.

Jueves, 31 Octubre 2013 15:07

El Heberprot-P no detiene su marcha en Las Tunas

Written by

Más de 940 pacientes de Las Tunas se han beneficiado con el Heberprot-P -un producto de la biotecnología cubana- que se emplea en el tratamiento de las úlceras de pie diabético. Este año han sido atendidos casi 300 personas con la afección, cifra que supera el compromiso de la provincia de incluir al tratamiento a más de 211 tuneros en este 2013.

Hasta la fecha, en 13 policlínicos y dos hospitales funciona el Programa de Atención Integral al Paciente con Úlcera del Pie Diabético (PAIPUPD). En los últimos tiempos, la mayor cantidad de pacientes reciben la aplicación del fármaco en la atención primaria de Salud.

Según la diabetóloga Isabel García Fernández, el producto se les aplica a los remitidos del centro de atención al diabético, consultorios médicos, del nivel hospitalario y quienes son captados en las pesquisas del podólogo.

Desde que comenzó a emplearse el biofármaco en la asistencia primaria han disminuido los costos hospitalarios y psicológicamente el afectado y la familia obtienen mayores beneficios porque son asistidos cerca del hogar.

García explicó que los diabéticos suelen padecer de insuficiencia arterial y por ello pierden la sensibilidad de sus piernas. De manera que cualquier enfermo puede pincharse un pie y acudir al médico en las etapas de mayor complicación, pues no siente el dolor. Ante esta realidad, se aconseja mantener un especial cuidado de los pies y atender a tiempo las heridas por mínimas que parezcan.

Sin dudas, los pacientes tuneros corroboran la efectividad del Heberprot-P, composición farmacéutica que administrada a través de infiltración intralesional permite acelerar el proceso de granulación, activar la naturalidad de la cicatrización de úlceras profundas y disminuir los riesgos de amputación.

Más de mil pacientes de la capital cubana se han beneficiado en lo que va de año con el uso del Heberprot-P, medicamento único de su tipo que reduce el riesgo de amputación del pie a personas diabéticas.

Especialistas del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, institución cubana que desarrolló este producto líder en el mundo para tratar la dolencia, informaron a la AIN que esa cifra coloca a La Habana como la primera provincia en lograr ese alto índice de atención desde 2007.

De acuerdo con la fuente, el programa de atención integral con el uso del fármaco se aplica en 22 policlínicos y 11 hospitales con servicios de Angiología, distribuidos en los diferentes municipios capitalinos, excepto Centro Habana y San Miguel del Padrón.

En ese empeño se destaca el centro asistencial Raúl Gómez García, ubicado en Diez de Octubre, el cual superó los 100 pacientes tratados con efectividad este año.

A nivel nacional, ya sobrepasan los siete mil enfermos beneficiados con el Heberprot-P, en igual período, resultado satisfactorio gracias a las acciones del Ministerio de Salud Pública en sus niveles primarios y secundarios de atención.

Más de 100 mil pacientes de diversas naciones han recibido tratamiento con el producto cubano, que evita la mutilación de miembros inferiores a causa de la diabetes mellitus.

La enfermedad afecta a más de 300 millones de habitantes en el orbe, según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud.

Las amputaciones por úlceras del pie diabético, mal que afecta en este país a cerca de 3,000 pacientes por año, podrían reducirse hasta un 78% si se aplica la terapia Heberprot-P desarrollada por científicos del Centro de Ingeniería Genérica y Biotecnología de Cuba.

Así lo explicó el doctor Manuel Raíces, encargado de proyectos del Centro quien dio algunas explicaciones sobre la efectividad de la terapia para tratar el pie diabético que desarrollan pacientes.

“Este tratamiento es único en el mundo, que aplicado con un manejo integral le ha permitido reducir a Cuba en un 78% el índice de amputación por esta causa”, destacó.

Hoy día tanto el doctor Manuel Raíces, como otros científicos del centro vienen al país a compartir esta buena nueva que ha evitado miles de apuntaciones por úlceras del pie diabético a los cubanos.

“La misión es aplicar la terapia en este país acompañada de una amplia campaña educativa a través de los medios de comunicación para que los pacientes cuiden sus pies y exijan al médico que se los revise y por su puesto que conozcan la existencia de la terapia”, explica.

Las posibilidades de que un paciente diabético desarrolle úlceras en algún momento de su vida es de un 15%, y con este tratamiento, lesiones que normalmente requieren una amputación son curadas, asegura el biólogo molecular Manuel Raíces.

buenas nuevas para RD. En nuestro país, a través de la empresa Caribbean Farmacéutica, se ha introducido la terapia y se ha realizado un programa piloto en 140 pacientes, recuperando sus miembros en un 100%. La experiencia se ha estado aplicando en los hospitales Doctor Marcelino Vélez, Cabral y Báez, y Moscoso Puello.

Según explicó el doctor Raíces los pacientescon úlceras de pie diabético son tratados con un medicamento denominado Heberprot, desarrollado a través de una molécula que se encuentra en la saliva, tras comprobar que es altamente cicatrizante, incluso en lesiones de gran magnitud. Es inyectable, su experimento en ratones inició en el año 1994 y en ensayos clínicos, es decir, con seres humanos en 1991, aplicado en 29 pacientes todos ya con indicaciones de amputación. La terapia regular empezó en el 2007.

Mientras más aguda es la úlcera, más tiempo de aplicación requiere el tratamiento, por lo que los especialistas deben velar porque las lesiones sean detectadas tempranamente. Son tres aplicaciones semanales y a su vez el paciente debe seguir su tratamiento de control de diabetes.

Educar pacientes. El doctor Raíces asegura que lo ideal es crear conciencia tanto en los médicos como en los pacientes. Explicó que la estrategia también se está aplicando en Venezuela, con excelentes resultados, ya que del 2008 a la fecha ha evitado 35 mil amputaciones, siendo esas dos naciones las únicas donde los índices de amputación por pie diabético han bajado.

“Lo recomendable sería que los gobiernos, a través de sus ministerios de salud pública, adopten esa estrategia de atención, lo que les va a permitir hacer cambios en sus estadísticas y primero debe realizarse en centros pilotos en la capital y luego extenderse al interior del país”, dice.

Negocios entre nosotros. En biotecnología y farmacología, Cuba exhibe grandes avances, lo que les permite competir en el mercado con grandes transnacionales de la industria farmacológica. Pero además abre la brecha de que países en vía de desarrollo puedan hacer importantes negocios entre ellos, sin la intervención de los grandes mercados.

ZOOM
Estadísticas tímidas

Las estadísticas más recientes demuestran que cerca de un millón de dominicanos padecen diabetes, lo que equivale a un 10% de la población. Otros estudios indican que esta cifra podría rondar el 15%, y que en su defecto serían 1 millón 500 mil.

El Ministerio de Salud Pública ha empezado a aplicar a pacientes dominicanos un tratamiento que reduce los casos de amputación por pie diabético, que en el país afecta a cerca de mil personas cada año. 

A través del Programa de Prevención de Amputaciones y Manejo Integral de Pie Diabético se benefician de la terapia pacientes de los hospitales Padre Billini, Luis Eduardo Aybar y Cabral y Báez en Santiago. 

Manuel Raíces, secretario científico del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba, dijo a LISTÍN DIARIO que se trata de una terapia de reemplazo por infiltración del medicamento Heberprot-P, que se espera pueda llegar a centros de atención de las 32 provincias del país.  

Raíces formó parte del grupo de científicos liderados por el doctor Jorge Berlanga que se involucró en la creación del fármaco Heberprot-P, y que desde 2007 llega a todos los diabéticos de Cuba como parte del cuadro básico de medicamentos del Ministerio de Salud Pública de ese país, donde el hallazgo ya ha logrado reducir el número de amputaciones en 78%. 

“El medicamento contiene Factor de Crecimiento Epidérmico Humano Recombinante, una sustancia de la que el paciente diabético es deficitario y que es un gran cicatrizante. Heberprot-P se aplica inyectado directamente en la úlcera que al recibirlo masivamente comienzan a dividir células y a formar un tejido de granulación efectiva, los bordes y el fondo de la lesión crecen y se cubren hasta que la cicatrización se complete por sí misma o con ayuda del trasplante de tejido del propio paciente”, explicó Raíces.

Los esfuerzos por extender los beneficios de Heberprot-P, fuera de Cuba, han llevado el fármaco a 26 países donde ya se aplica con éxito y muchos otros donde se encuentra en fase de prueba, como China y algunos países de la Unión Europea. 

En República Dominicana ya se han beneficiado alrededor de 350 pacientes con úlcera de pie diabético, según datos suministrados por Huáscar Quiñónez, supervisor hospitalario del Programa de Prevención de Amputaciones y Manejo Integral de Pie Diabético que auspician el Ministerio de Salud Pública y Laboratorios Caripharm. 

“Actualmente hay 200 pacientes en tratamiento de los que el 80 por ciento ya ha cicatrizado, y hay un 20 por ciento que aún está recibiendo las infiltraciones”, expresó Quiñónez. Se estima que alrededor de un millón de dominicanos son diabéticos y de ellos cerca del 15 % padecerán en algún momento de su vida de una úlcera de pie diabético, según el experto.

De su lado, Mariano Pérez, presidente de Caribbean Farmacéutica, laboratorio que distribuye el fármaco, explicó que los hospitales reciben el medicamento gratis desde el Programa de Medicamentos Protegidos del Ministerio de Salud Pública. 

Raíces informó que luego de suministrar el medicamento y producirse la cicatrización o regeneración eficaz y eficiente del tejido, “se crea una especie de microambiente no diabético en la zona donde estaba la lesión, aunque el paciente sigue siendo diabético”.

Santo Domingo.- La aplicación y beneficios del producto cubano Heberprot-P, utilizado para tratar las úlceras del pie diabético, se extienden hoy por 26 países con resultados satisfactorios.

El científico del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba, Manuel Raíces, expuso ante médicos dominicanos las múltiples bondades del medicamento que favorece la cicatrización de las lesiones y reduce la amputación de extremidades.

Sus propiedades aportan una mayor calidad de vida para los pacientes, estimula la granulación y la reepitalización de forma acelerada en las úlceras del pie diabético y reduce el número de intervenciones quirúrgicas y las recidivas.

El Herberprot-P es único de su tipo a nivel mundial, subrayó Raíces, quien se refirió a la satisfacción que se experimenta cuando los enfermos recuperan la salud tras el tratamiento.

Lunes, 21 Octubre 2013 13:23

Sobresale Sancti Spíritus en uso del Heberprot-P

Written by

La provincia de Sancti Spíritus sobresale en Cuba por el uso del Heberprot-P para tratar úlceras en pies de personas diabéticas, según se conoció al analizarse ese tema en un taller que sesionó aquí.

El doctor Rafael Ibargollín, coordinador de ese proyecto en la región central del país, dijo que en el territorio espirituano casi mil 900 pacientes han recibido el tratamiento, entre los más de 20 mil 600 beneficiados en el país con el producto desde que este vio la luz en el 2007.

Este fármaco cubano, único en el mundo, evita la amputación de dedos y pies en la mayoría de los casos en que ha sido aplicado a tiempo, y permite la cicatrización relativamente rápida y sin ningún efecto adverso grave.

Además de emplearse en los hospitales, se utiliza en la Atención Primaria de Salud y para ello existe una consulta especializada en los 23 policlínicos de la demarcación espirituana.

Elaborado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de La Habana y el Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular, el Heberprot-P ha favorecido ya a más de 100 mil pacientes de diversos países que han adquirido ese producto líder en el mundo por su alta efectividad.

 Más de dos mil pacientes con úlceras del pie diabético en Holguín se beneficiaron, desde 2007 hasta la fecha, con el uso del Heberprot-P medicamento cubano que ya se aplica en los 14 municipios de la provincia.

Consuelo Leyva, al frente del programa de atención a pacientes con esa patología en el territorio, refirió a la AIN la existencia de al menos un área de salud a esas instancias dedicada a ese servicio y en la capital provincial, la totalidad de los policlínicos disponen de una consulta especializada.

Como centro rector de aplicación del medicamento, agregó, funciona el Hospital Clínico Quirúrgico Lucía Íñiguez Landín, ubicado en la ciudad de Holguín.

Entre las aplicaciones del programa, subrayó Leyva, se desarrolla una pesquisa masiva para detectar a personas con lesiones en los pies, provocadas por la Diabetes Mellitus.

Yanara García, promotora del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología por el MINSAP, resaltó la importancia de estas tareas, y añadió que las consultas se irán implementando progresivamente hasta llegar a las diferentes áreas de salud del oriental territorio.

La especialista significó que el diagnóstico a tiempo de pacientes con llagas profundas y complejas resulta una carta de triunfo al disponer del medicamento, producido en Cuba y único de su tipo a escala mundial.

El empleo de esta terapia de reemplazo, activa y favorece la granulación acelerada en lesiones del pie diabético, además disminuye el período de cicatrización y estrecha el riesgo de amputación de los miembros afectados.

Este novedoso proceso fue valorado de muy alentador por el paciente holguinero Artemio Pérez, quien agradece las bondades del medicamento.

El Presidente de la República Democrática de Timor-Leste, Taur Matan Ruak, elogió el programa cubano de atención integral a pacientes con úlceras del pie diabético (UDP), mediante el uso del medicamento Heberprot-P.



Cuba tiene la mejor forma en el mundo de tratar a las personas con su sistema de prevención de enfermedades, comentó el estadista, al finalizar una visita al Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB). 

Matan Ruak y su comitiva recibió una detallada información en la instalación científica acerca de sus 91 productos destinados al tratamiento de salud, entre ellos 33 vacunas destinadas a contrarrestar males infecciosos, y en particular el Heberprot-P.

Luis Herrera Martínez, director general de la institución, informó que más de 100 mil hombres y mujeres han sido tratados con el citado medicamento en 20 naciones, incluidas Argentina, Argelia, Cuba, China, Turquía, Ucrania y República Bolivariana de Venezuela. 

En tal sentido Manuel Raíces Pérez-Castañeda, otro experto del Centro, propuso a los visitantes un proyecto para la introducción y propagación en Timor-Leste del programa UDP con el Heberprot-P, único de su tipo en el mundo. 

CIGB es una de las instalaciones del Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéuticas, BioCubaFarma, aprobado por el Consejo de Ministros en noviembre pasado, a partir de la integración de las entidades pertenecientes al Polo Científico y al Grupo Empresarial QUIMEFA.

Su objetivo es producir medicamentos, equipos y servicios de alta tecnología destinados al mejoramiento de la salud del pueblo y la generación de bienes y servicios exportables.

Pacientes tratados

330 788

Redes Sociales

 

Visitas

02718737
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Anterior
Este mes
Mes Anterior
Todos los días
657
932
1589
1709783
18510
30245
2718737

¿Por qué amputar?

Premios Obtenidos

World Intellectual Property Organizational
Premio Nacional a la Innovación Tecnológica
Mejor invención joven otorgada por la Oficina Mundial de Propiedad Intelectual en la 39 International Exhibition of Inventions of Geneva

Distribuidores en Rusia