Super User

Super User

Elrofesor Kassem p Behbehani, reconocido inmunólogo y  director general del Instituto Dasman para el Tratamiento de la Diabetes participó en diciembre de 2014 en el III Congreso Internacional Controlando a la Diabetes y a sus complicaciones más severas, efectuado en La Habana.

El doctor Kazem Behbehani nació en Kuwait, estudió medicina en las universidades de Kuwait, Liverpool y Londres y recibió un doctorado en Inmunología en 1972.

Realizó posgrado en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical y en el Instituto de Mathilda y Terence Kennedy de reumatología, ambos en Londres. En la Universidad de Kuwait ejerció como profesor de inmunología y enfermedades tropicales. Allí ocupó los cargos de vicerrector de investigación, vicedecano de las facultades de Ciencias y de Medicina y miembro del consejo de la universidad. También fue profesor visitante en la Escuela de Medicina de Harvard y director general adjunto del Instituto de Investigación Científica.

Tras la invasión iraquí a Kuwait en 1990, salió del país  y se unió a la Organización Mundial de la Salud (OMS) donde laboró en la investigación de una vacuna contra el VIH-sida. En esa organización fue  director del programa de investigación de enfermedades tropicales, de la División de Control de Enfermedades Tropicales y jefe de la Oficina de Enlace del Mediterráneo Oriental, en Ginebra y fue enviado como sanitario internacional de la OMS.

Opciones estableció comunicación, vía Internet, con el doctor Behbehani quien desde 2009 funge como director del Instituto Dasman para el Tratamiento de la Diabetes

-¿Cuándo se fundó el Instituto y a cuántos pacientes atiende anualmente?

-El Instituto fue creado con el auspicio del extinto Emir de Kuwait, Jeque Jaber Al Ahmad Al Jaber Al-Sabah y lo inauguró oficialmente el 6 de mayo de 2006.

"La misión principal del Instituto es la prevención, control y mitigación del efecto de la diabetes y sus complicaciones en la salud, en el Estado de Kuwait mediante programas eficaces en la esfera de la investigación, formación, educación, elevación de la conciencia sanitaria y el tratamiento, con el fin de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

"El número de personas que acude al Instituto aumenta anualmente. Durante 2013 recibió 21 036 pacientes; en 2014, fueron atendidos 25 375 y hasta el 6 de mayo de 2015 la cifra alcanzó 11 559 enfermos, sin contar los que acudieron a las clínicas docentes por motivos de consultas".

-¿En el Instituto Dasman se atiende solamente a los kuwaitíes o también a otros pacientes del Golfo?

-El Instituto presta atención a los residentes de todas las nacionalidades y países, siempre que el paciente requiera de un estudio por parte de los especialistas, lo cual se realiza con la cooperación del Ministerio de Salud que transfiere a los pacientes para recibir el tratamiento; allí se les realiza un chequeo con los equipos médicos de alta tecnología que posee el centro, el cual incluye rayos X especializados.

-¿Cuáles fueron los motivos para realizar su visita a Cuba? ¿Durante su estancia en la Isla, se firmó algún acuerdo?

-Recibí una invitación para asistir a un congreso sobre la diabetes y sus complicaciones, allí tuve la oportunidad de conocer a numerosos especialistas de la salud, y me reuní con muchas personalidades de relevancia interesadas en crear conciencia sobre el tema de la sanidad y el establecimiento de normas sanitarias adecuadas en el país.

"Me gustaría mencionar los esfuerzos desplegados por el embajador del Estado de Kuwait en Cuba, Bader Al Awadi, quien facilitó nuestra visita y sorteó todas las dificultades para que se aprovechara al máximo.

"Entre los resultados más importantes que emanaron de la visita a Cuba, puedo mencionar la firma de un acuerdo para el intercambio de experiencias científicas y prácticas con el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana (CIGB).

"Este es el papel preponderante que juega el Instituto en el fortalecimiento de las relaciones de cooperación sanitaria entre el Estado de Kuwait y la República de Cuba, lo cual se manifiesta en estos momentos a través de las investigaciones científicas y el intercambio de experiencias, hasta que seamos capaces de encontrar otras formas para prevenir y tratar la diabetes".

-Después de su estancia en la Isla, ¿cómo considera el sistema de salud de Cuba y cuáles son las perspectivas de cooperación con el Instituto?

-En realidad a mí no me sorprendió el gran desarrollo alcanzado por la República de Cuba en la atención médica, porque ha dado muestras en años anteriores de un notable avance en la esfera del tratamiento de las úlceras del pie diabético y otras enfermedades.

"Con respecto a las esferas y las perspectivas de la cooperación entre el Instituto Dasman y Cuba, puedo señalar que ya comenzó con la acogida de tres médicos cubanos especializados en pie diabético que laboran en coordinación con un equipo de expertos del Instituto, y brindan tratamiento a pacientes con úlceras del pie diabético, utilizando para ello un medicamento cubano de probada eficacia internacional.

"Ese programa se denomina, Estudio de control aleatorio para contrastar la eficacia del Heberprot-P.

"Ese trabajo obtuvo un éxito notable y los miembros del equipo fueron capaces de brindar tratamiento a muchos  casos complejos.

"Esperamos continuar con esta fructífera cooperación hasta lograr los resultados positivos que le den esperanza a los pacientes sobre una eficaz mejoría".

La Habana, 27 may (AIN) El Heberprot-P, cura cubana para la úlcera del pie diabético, será incluido en el cuadro básico de medicamentos de El Salvador, según se anunció en el encuentro que sostuvo hoy el presidente de esa nación centroamericana con directivos del grupo empresarial BioCubaFarma.
El mandatario Salvador Sánchez Cerén, de visita oficial en la Isla, explicó a la prensa que su país está reformando el sistema nacional de salud dirigido a mejorar la atención a los pacientes de todos los estratos sociales.


Establecer este vínculo con Cuba nos permitirá acceder a medicinas de calidad y nos ayudará a cubrir una necesidad urgente que es la del intercambio científico-técnico, resaltó.
Manuel Raíces, uno de los creadores del Heberprot-P, acotó que si esta fórmula regeneradora se distribuyera por los centros de atención salvadoreños, se evitarían más de dos mil 200 amputaciones anuales, y se ahorrarían más de cuatro millones de dólares en gastos médicos.
Raíces, quien formará parte de la delegación cubana que visitará el próximo mes el país centroamericano, precisó que la patente ya está registrada en El Salvador, pero es necesario incorporarla al cuadro básico de medicamentos y al seguro social, de manera que su precio se más asequible.
Los anticuerpos monoclonales contra el cáncer Nimotozumab y Filgastrim, el anticolesterolémico Ateromixol y el antianémico Eritroproyetina son otros productos médicos de patente cubana que a partir de un estrechamiento de las relaciones entre los dos gobiernos podrían gozar de una mayor distribución en esa nación.
Como parte de la agenda de trabajo de la delegación que acompaña a Sánchez Cerén, la titular salvadoreña de Salud Pública y Asistencia Social, Violeta Menjívar, firmó este martes un convenio marco de colaboración entre su ministerio y el grupo empresarial BioCubaFarma, que estuvo representado por su director Carlos Gutiérrez.   

Ámsterdam, 22 may.- Investigadores de Cuba participan en el VII Simposio Internacional sobre el Pie Diabético que tiene lugar desde hoy en La Haya, Países Bajos, con la presencia de cientos de especialistas de los cinco continentes.

Una fuente diplomática cubana dijo que asiste una delegación del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana, encabezada por el prestigioso científico Jorge Berlanga, creador del Heberprot-P, un producto altamente eficaz en la cicatrización de las úlceras de pie diabético.

 

En los paneles especializados de este evento, que sesiona hasta el 23 del presente mes, se debate sobre la prevención, diagnóstico y tratamiento de los problemas de las extremidades inferiores en la diabetes, enfatizando en las temidas úlceras del pie.

 

De acuerdo con los expertos, la población diabética afectada por esta complicación representa el 85 por ciento de las amputaciones mundiales.

 

En el simposio los investigadores cubanos expusieron los resultados obtenidos por Cuba en el manejo de esta patología, donde la aplicación del Heberprot-P en unos 350 centros de salud cubanos logró reducir el riesgo relativo de amputación por úlcera del pie diabético en 80 por ciento, resultados de gran trascendencia a escala mundial.

 

Los expertos cubanos también desarrollarán un programa paralelo que incluye intercambios con la prensa y encuentros con sus contrapartes holandesas.

 

Heberprot-P es un medicamento único para la terapia de la úlcera del pie diabético mediante infiltración intralesional directa en el sitio de la herida.

 

Ese novedoso fármaco, basado en el factor de crecimiento humano recombinante, satisface una necesidad médica para el tratamiento de las úlceras complejas del pie diabético, por las propiedades y ventajas que supone su tratamiento.

 

Entre ellas destacan la aceleración de la cicatrización de úlceras profundas y complejas del pie, y la disminución del riesgo de las amputaciones en pacientes con esa afección.

 

También contribuye significativamente a mejorar la calidad de vida de los pacientes, pues reduce el número y la extensión de debridaciones quirúrgicas ó remoción del tejido necrótico, además de prevenir las recidivas.

 

Igualmente, reduce el tiempo de cicatrización y con ello, las complicaciones derivadas, tales como la gangrena y la infección o sobreinfección, posibilitando destinar recursos a pacientes de pronósticos más difíciles.

Se trata de un producto y un método de tratamiento único que puede brindarse a la población diabética que sufre de heridas complejas, recalcitrantes a la cicatrización, incluyendo pacientes que por su daño vascular de base sufren de isquemia.

Horas antes de concluir su estancia en Cuba, el presidente serbio, Tomislav Nikolić, visitó el Centro de In­ge­niería Ge­nética y Biotecnología (CIGB), institución con una alta capacidad científico-técnica.

En la planta de producción del CIGB, Nikolić recibió una explicación detallada por parte del Doctor Luis Herrera Martínez, director general, sobre la labor investigativa del centro y sus principales productos.

El mandatario serbio conoció sobre el tratamiento líder del CIGB, el Heberprot–P y sus múltiples beneficios en pacientes con úlcera del pie diabético. Esta es una de las complicaciones más comunes y severas de la diabetes mellitus.
De igual manera, Nikolić fue actualizado sobre nuevas investigaciones y proyectos de vacunas, así como sobre la situación general de la comercialización de los productos cubanos.

Como parte de su agenda durante la visita oficial, Nikolić fue recibido por el General de Ejército Raúl Castro, quien además le impuso la Orden José Martí, la más alta distinción otorgada por el Consejo de Estado de la nación cubana.

De igual manera, se reunió con otras autoridades del país y rindió homenaje al Héroe Nacional José Martí en el monumento que lleva su nombre en la Plaza de la Revolución, donde recibió una explicación detallada so­bre la vida y obra del Apóstol en el aniversario 120 de su caída en combate.

El Factor de crecimiento epidérmico humano recombinante Heberprot-P, salvador de la amputación de miles de pies diabéticos, mereció el Premio Especial en la XIII Feria Internacional Salud para Todos 2015, realizada desde el 20 y hasta el 24 de abril en Pabexpo, La Habana, Cuba.

El "padre” de ese medicamento, desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), en la capital cubana, es el científico Jorge Berlanga Acosta, natural de Bayamo, ciudad a la cual regresa cada vez que un chance tiene, para irrigar las raíces que en ella conserva.

En una de esas visitas a la capital de la provincia de Granma, de la cual es Hijo Ilustre, este redactor tuvo el privilegio de sostener un amplio dialogo con él.

De 52 años de edad, cuerpo magro y un metro 70 centímetros, aproximadamente, de estatura, vestido con pantalones de color oscuro, camisa sport de cuadros y zapatos negros, se acomodó con garbo en la butaca indicada por el fotógrafo, para conseguir una buena composición de la imagen.

Al preguntarle sobre su infancia y formación profesional, responde que pasó la niñez practicando “cirugías” a ranas y lagartos, aunque entonces no sabía de la existencia de animales de laboratorio en los cuales se ensaya con fines medicinales.

Es que siempre le gustó, argumenta, la Biología, la ciencia de la vida, razón por la cual cursa la carrera de Medicina Veterinaria en el antes Instituto Superior de Ciencias Agropecuarias (Isca) de Bayamo, hoy Universidad de Granma, donde, una vez graduado, labora, vinculándose a un proyecto de investigación relacionado con el metabolismo.

En 1991 ingresa al CIGB. Ensanchan sus conocimientos una maestría en patología experimental en medicina molecular y posdoctorados, en el laboratorio de cicatrización de cirugía plástica en la Universidad de Alberta, en Edmonton, Canadá, y la unidad de patología del Empire Cáncer, de Londres.

CORAZONADA

Con natural orgullo, Berlanga recuerda:

Cuando entré, el primero de septiembre de 1991, al Centro de Ingeniería Genética, quien me recibió fue el doctor Luis Herrera Martínez, uno de los fundadores de la biotecnología en Cuba, y la tarea que me asignaron fue trabajar en la farmacología del factor de crecimiento epidémico y dedicarme estudiar la cicatrización.

Cómo un tejido regenera, cicatriza, cómo responde el organismo ante un daño, cómo restituir la parte dañada, siempre me apasionó. Porque los mecanismos que priman para la cicatrización y regeneración de un tejido dañado, sea periférico o de órganos internos, son universales, arrastrados a lo largo de la evolución y son muy interesantes.

Al estudiarlos, siempre hay eventos biológicos que son comunes con la formación de embrión o con el proceso de transformación maligna, de formación de un tumor: células multiplicándose, dividiéndose, nuevos vasos sanguíneos; fenómenos biológicos extremadamente interesantes sustraen a uno.

Cuando empecé a entender cómo cicatriza un tejido, me enamoré del tema. Llevaba siete años trabajando con el factor de crecimiento en quemados Ebermín, que es el ingrediente farmacéutico activo del Heberprot-P, y tuve una corazonada, inspiración, me surgió una hipótesis; por haber identificado detalles biológicos me percaté que en el caso del pie diabético era necesario no ponerlo de forma tópica sobre la herida, sino hacerlo llegar a los planos profundos de la herida, porque ahí está la reserva biológica de células que expresan la mayor densidad de receptores.

Insiste el científico cubano en destacar que en 1982, el Centro de Investigaciones Biológicas comienza a trabajar la ingeniería genética, que consiste en coger un gen humano y transformarlo en una construcción genética, y en fecha tan temprana como 1984, el doctor Luis Herrera Martínez, actual director del CIGB obtiene el clon de expresión del mencionado factor de crecimiento epidérmico, “una proteína que tenemos todos - invertebrados y vertebrados- y que en la escala evolutiva comienza en las lombrices de tierra.

“En 1987 teníamos el factor de crecimiento epidérmico formulado, cuyo primer uso fue en pacientes quemados en un accidente de trenes en la entonces Unión Soviética.

Cuba fue el segundo país del mundo en tener el factor de crecimiento epidérmico. El primero, Estados Unidos de Norteamérica”.

Esa es la génesis del Heberprot-P,”un medicamento novedoso y único prescrito para la terapia de la úlcera del pie diabético (UPD) basado en el factor de crecimiento humano recombinante (FCHrec.), mediante infiltración intralesional directamente en el sitio de la herida,” dice el sitio digital que lleva el nombre del medicamento.
Cada 30 segundos una persona en el mundo pierde un pie o una pierna debido a la diabetes.

El jurado de la muestra científico-técnica que le otorgó el reconocimiento mencionado, destacó que el Heberprot-P posee Registro Sanitario en más de 25 países, patentes otorgadas en más de 30, y sobrepasan las 160 mil personas beneficiadas de 27 naciones.

Otros reconocimientos otorgados al producto: Premio al mayor impacto social; Premio de innovación tecnológica; dos premios de la Organización mundial de la propiedad intelectual Medalla de Oro al Mejor Inventor joven y Premio a la Patente.

CON UN PIE EN EL LABORATORIO Y EL OTRO JUNTO A LAS CAMAS DE LOS PACIENTES

Historia que no se puede olvidar, considera Berlanga la siguiente:

Cuando Celia Sánchez Manduley -a quien de niño tuve el privilegio de conocer- fallece en 1980, el Comandante en Jefe (Fidel Castro Ruz) manda a buscar a Estados Unidos a un famoso oncólogo. Randolf F. Clark, y le pregunta qué es lo más avanzado en ese momento para tratar el cáncer y el médico le responde: los interferones.
Fidel decide crear el Frente Biológico, devenido Polo Científico del Oeste de La Habana, dedicado a la investigación biomédica y ahora BioCubaFarma.

Selecciona a seis médicos, cuatro de ellos estaban en el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (Cnic) y dos de asistencia, pertenecientes a los servicios médicos del Ministerio del Interior, y los manda a Finlandia, porque en esos época era allá donde único se producía interferón, por un profesor que lo hacia en un laboratorio.
Al regresar a Cuba, en la pista del aeropuerto José Martí, en La Habana, había un auto esperándolos y los llevan a una casa de protocolo que el Comandante había mandado a acondicionar como laboratorio, y les dijo: ustedes no salen de aquí hasta que tengamos el interferón.

En solo 40 días lo lograron y quien se inyectó la primera muestra, obtenida de forma natural, no recombinante mediante mecanismos de ingeniería genética, fue Fidel.

Cuba era azotada por la epidemia de conjuntivitis hemorrágica, provocada por un virus y el interferón, como su nombre lo indica, interfiere el crecimiento de las células malignas, de los tumores, y la multiplicación de virus.
Esa es la historia del interferón cubano y, en mi opinión, la piedra angular que marcó un giro en la investigación biomédica y que tenía un pie en el laboratorio y el otro en la cama de los pacientes, porque en Cuba el pueblo es el principal destinatario de los resultados de las investigaciones.

Meses después, a pocos metros de aquella casa con el número149 convertida en laboratorio, Fidel inaugura el Centro de Investigaciones Biológicas, cuna del de Ingeniería Genética.

Al inaugurarlo, Fidel Dijo: El centro es grande, pero yo espero que los resultados sean grandes también.
Berlanga Acosta insiste en que en cuanto a ese importante logro él aportó la idea original, experimentos básicos, la iniciativa de inyectar, pero como en todo éxito de la ciencia cubana, es resultado del sistema social de Cuba, de la abnegada labor de muchas personas, de la decisión del director del Cigb, doctor Luis Herrera, de crear un grupo para trabajar en esa línea.

Lourdes Carbonell, presente en la sala en la cual tiene lugar el diálogo, le cuenta que una conocida que tiene pie diabético, le aseguró: “a ese hombre (Berlanga) le debo la vida”, a lo cual le respondió: Esa es la mayor satisfacción que uno recibe como investigador. Creo que no hay mayor premio para quienes nos dedicamos a la investigación, que pacientes te digan, como me han dicho: me salvó la vida, me salvó la pierna, me puedo ir caminando.

BAYAMO EN LA SANGRE

Sobre qué es Bayamo para él, Berlanga Acosta confiesa llevarlo en su torrente sanguíneo, tenerlo presente aunque se encuentre a miles de kilómetros de él, y disfrutar recorrer el río que lo bordea, caminar por sus calles, la Plaza del Himno…con lo cual se nutre de nuevas energías.

Por eso, enfatiza, siempre voy a regresar (a Bayamo).

El Factor de crecimiento epidérmico humano recombinante HeberProt P, desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, recibió hoy en esta capital el Premio Especial en la XIII Feria Internacional Salud para Todos 2015.

Ese medicamento posee Registro Sanitario en más de 25 países, patentes otorgadas en más de 30, y sobrepasan las 160 mil personas beneficiadas de 27 naciones, destacó el jurado de esa muestra científico-comercial que se desarrolló en el recinto de Pabexpo.


Niurka Marfán, presidenta del jurado, que entregó 10 premios y 13 reconocimientos en cuatro categorías Calidad: Diseño de Productos, Diseño de Stand y Comunicaciones, dijo que para la evaluación de las propuestas se tuvo en cuenta la novedad científica, el impacto económico, ambiental, tecnológico y social.

El Gran Premio de Comunicación Integral fue para Heber Biotec de Cuba, mientras el lauro de Diseño de Stand recayó en la Unidad Central de Cooperación Médica.

Fueron merecedores del Premio de la Calidad: Sentinella 102 Oncovision, mostrado por Hemo Diagnóstica s.r.l; y el Analizador automático de hematología BC-6800, de Mindmax Medical Solutions.

Asimismo lo recibieron MultiDop X Digital presentado por Almevan S.L. y el equipo de hemodiálisis cardioprotectora CorDiax 5008, de Fresenius Medical CareGmbH.

Además, el de Diseño de Productos recayó en la Máquina de hemodiálisis CorDiax 5008 presentado por Fresenius Medical careGmbH, y el Sistema Cobas 6000 para determinación de química clínica e inmuno clínica, de Roche DiagnosticsGmbH.

Estaban presentes en el acto de premiación Roberto Morales Ojeda, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y titular del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) ,y los ministros de Comercio Exterior e Inversión Extranjera y el de Cultura Rodrigo Malmierca y Julián González, respectivamente.

Luis Fernando Navarro, vicetitular de Economía del MINSAP, dijo que los resultados de esta feria contribuirán a las transformaciones del sector y a mejorar el estado de salud, incrementar la satisfacción de la población y mayor eficiencia, y anunció que la próxima edición de la feria será en 2018.

 El medicamento Heberprot-P, único para la terapia de la úlcera del pie diabético mediante infiltración directa en el sitio de la herida, resalta hoy en la Feria Salud para Todos.El novedoso medicamento, basado en el factor de crecimiento humano recombinante, satisface una necesidad médica para el tratamiento de las úlceras complejas del pie diabético, por las ventajas que supone su tratamiento, señaló el doctor Manuel Raíces, durante una conferencia en el recinto ferial de Pabexpo, sede del evento.

"Es la única terapia del mundo capaz de cerrar lesiones complejas que en otros escenarios tendría una evolución de amputación", dijo a Prensa Latina el especialista del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana.

Entre las ventajas de este fármaco cubano destacan la aceleración de la cicatrización de úlceras profundas y complejas del pie diabético y la disminución del riesgo de las amputaciones en pacientes con esa afección.

También contribuye significativamente a mejorar la calidad de vida de los pacientes, pues reduce el número y la extensión de acciones quirúrgicas para la remoción del tejido necrótico, además de prevenir las recidivas.

Igualmente, reduce el tiempo de cicatrización y con ello, las complicaciones derivadas, tales como la gangrena y la infección o sobre-infección, posibilitando destinar recursos a pacientes de pronósticos más difíciles.

Se trata de un producto y un método de tratamiento único que puede brindarse a la población diabética que sufre de heridas complejas, recalcitrantes a la cicatrización, incluyendo pacientes que por su daño vascular de base sufren de isquemia.

Esta terapia de reemplazo ha beneficiado hasta hoy de forma gratuita a más de 39 mil pacientes cubanos.

En Cuba, la aplicación del Heberprot-P junto a la implementación de un Programa de Atención Integral al paciente con úlceras del pie diabético, que se extiende a todas las provincias del país, redujo el riesgo relativo de amputación en más del 71 por ciento, equivalente a evitar unas tres mil 500 amputaciones anuales.

Hasta la fecha, se han tratado con esta terapia más de 169 mil pacientes de todo el mundo.

El Heberprot-P está patentado en más de 30 naciones, y cuenta con 23 registros sanitarios.

Recibieron este producto países como Venezuela, Argentina, Ecuador, Argelia, Turquía, Libia, República Dominicana, Panamá, Uruguay, Georgia, Guatemala, Rusia, Vietnam, Angola, Catar, China, México, Nicaragua, Arabia Saudita, Indonesia, Seychelles, Santa Lucia, Filipinas, Sudáfrica y Paraguay. En varias naciones se realizaron ensayos clínicos y estudios que demostraron sus beneficios, y se han firmado acuerdos comerciales con compañías extranjeras para los territorios de la Unión Europea, Colombia, Brasil, Argelia, México, China, Rusia, Corea del Sur, Sudáfrica y el Golfo Arábico, entre otros.

El creciente interés de la comunidad médica de los Estados Unidos por el Heberprot-P y las aspiraciones de los especialistas de la Mayor de las Antillas de extender el uso de ese medicamento cubano, eficaz en la reducción de amputaciones por úlceras del pié diabético, en la nación norteña, fue comentado por el Doctor en Ciencias Jorge Berlanga, creador de ese fármaco.

Tal hecho fue corroborado por el especialista durante su reciente participación en la Conferencia Global de Pie Diabético, que cada año se realiza en la ciudad de Hollywood, y a la cual ha sido invitado en los dos últimos años para dictar la conferencia magistral de inauguración del evento.

“Va creciendo el conocimiento y el prestigio del medicamento cubano, dijo el científico, y existe un buen número de profesionales de la medicina norteamericana deseosos de probarlo, pues lo reconocen como una alternativa posible para reducir el número de amputaciones que allí se realizan, las cueles sobrepasan las 70 mil en un año”.

El Dr. C. Jorge Berlanga participa en la XVI Reunión Nacional del Programa de Atención Integral al Paciente Diabético que se desarrolla del 14 al 16 en la ciudad de Santiago de Cuba con la presencia de médicos, enfermeros, y otros profesionales de todo el país.

Desde el 2007 comenzó en Cuba el uso del Heberprot-P en pacientes con úlceras del pie diabético y hasta la fecha más de 2 mil 500 extremidades se salvan cada año de ser amputadas demostrando la valía del tratamiento con el fármaco, lo cual se hace tangible igualmente en más de una decena de país donde también se comercializa.

Jorge Cedeño camina lento. Va cargado de optimismo mientras avanza en las inmediaciones del hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social de Manta para asistir a una cita con médicos cubanos y seguir el tratamiento de su pie diabético, algo que para él, “le cambió la vida”.

Ahora está tranquilo porque su salud ha mejorado, pero este portovejense cuenta cómo era su tratamiento tiempo atrás.

Algunos médicos particulares le comentaron que su caso era para una amputación, ya que tenía afección de grado 4.

Desde hace un año comenzó con un problema de neuropatía; tenía una úlcera en su pie, lo que le causó un daño severo en uno de sus dedos. “Gasté mi dinero y no había remedio me desanimé por completo”, recuerda este comerciante de mariscos de 44 años.

Se enteró, en el último trimestre del año pasado, que en el país había un medicamento (Heberprot-P) que daba resultados positivos en este tipo de casos. Escuchó que la medicina llegaba a pacientes del IESS por un convenio firmado entre Ecuador y Cuba.

Como en esa época no podía movilizarse solo, uno de sus hermanos llegó hasta Manta para hablar con el equipo médico que conforma este proyecto y consiguió una cita para ser atendido. En total, ha asistido a 43 citas médicas. Antes no podía caminar por la afección, ahora lo hace sin mayores inconvenientes. “Me siento bien, me puedo parar, lo que antes no hacía”, comenta Jorge, quien espera pronto volver a trabajar, después de estar 8 meses sin realizar sus actividades, vinculadas a la pesca.

El programa brinda atención integral a pacientes con úlcera en el pie diabético con el uso de tecnología avanzada, a través del Heberprot-P (medicamento elaborado a base del Factor de Crecimiento Epidérmico Humano que permite regenerar las lesiones en el pie generada por la diabetes). Erick Hernández, coordinador nacional del programa, explica que mediante el convenio de cooperación están presentes en 5 provincias del país: Esmeraldas, Santo Domingo, Los Ríos, El Oro y Manabí.

Hay un equipo de 5 profesionales de la salud en cada lugar (25 en total), lo que incluye un especialista en cirugía vascular y angiología que, junto con el licenciado en enfermería, asiste a los pacientes que ya tienen la complicación de úlcera en el pie diabético. “El programa ha tenido gran acogida con espectaculares resultados. De 802 pacientes que siguen adelante el tratamiento a nivel nacional, solo en 6 no ha respondido favorablemente”, destaca Hernández.

Este es un programa que tiene una visión mucho más amplia, no solo asistir a la persona con pie diabético, sino que va a la parte preventiva con charlas. Hernández refiere que el medicamento evita, en muchos casos, la amputación. En numerosos estudios publicados sobre el medicamento, se ha demostrado la eficacia en la prevención de la amputación en el pie diabético. “Queremos extender este programa a otras provincias del país”, acota.

Carlos Hernández, cirujano vascular y angiólogo, quien es parte del equipo que está en Manta, detalla que en la denominada clasificación de Wagner se analiza la evolución de la aparición de úlceras en el pie diabético. El grado 1 tiene una úlcera superficial que compromete todo el espesor de la piel, pero no tejidos subyacentes; en el grado 2 se presenta una úlcera profunda, penetrando hasta ligamentos y músculos, pero no compromete el hueso; en el grado 3 la úlcera es profunda; en el grado 4 se presenta la gangrena localizada; y en la etapa 5, la gangrena extensa compromete todo el pie.

En Manabí, desde agosto de 2014 hasta febrero pasado, se incluyeron en el programa 174 pacientes, presentándose más casos de Wagner 3. De ese número, solo ha habido una amputación, a un paciente de 78 años.

“Nuestro mayor número de pacientes son de Portoviejo, provenientes en gran cantidad del seguro campesino”, explica el galeno cubano.

La portovejense Egda Mantuano es otra de las pacientes que se benefició con el tratamiento. Desde la aplicación del producto su lesión ha mejorado. Antes de conocer sobre el programa estuvo ingresada en el hospital del IESS durante octubre del año pasado.

Los médicos la atendían, pero al enterarse del proyecto que se ejecuta con los galenos cubanos, se lo recomendaron. “Yo tenía una úlcera grande en el pie izquierdo, ahora está cerrada”. No obstante, una de las indicaciones que se le ha dado es que descanse.

“Me encanta la forma en que atienden”. Tanto Mantuano como Jorge Cedeño destacaron la intervención estatal para realizar el convenio con Cuba para implementar este tratamiento en el país. Sin duda, la diabetes mellitus constituye hoy un serio problema de salud.

Diabetes is a huge social and economic problem in Sri Lanka as the debilitating disease could lead to foot ulcers resulting in amputation, leaving whole families devastated when the breadwinner is rendered immobile, Dr. Rezni Cassim, Specialist in Angiology and Vascular Surgery, cautioned last week.

He said that 10% of Sri Lankans suffering from diabetes risk developing foot ulcers and could end up losing a leg. "It all starts with a small ulcer and 66% of patients of amputation, either below or above the knee, won’t live for five years",

The eminent medical specialist was speaking at the launch of Heberprot-P, an innovative injectable drug in the treatment and cure of advanced diabetic foot ulcers, at the Ramada Hotel in Colombo.

This specialized Cuban product has broken new ground in Sri Lanka in the sphere of therapeutic care for the most complicated and recalcitrant chronic wounds usually associated with high amputation risk.

"As a Vascular Surgeon, I have seen a lot of foot ulcers. I am neither a part of the Cuban company which manufactures this drug nor the importer in Sri Lanka. My task is to alleviate the misery by healing foot ulcers of diabetic patients", Dr. Cassim noted.

There are 40,000 new diabetic foot ulcers at any given time and 100,000 diabetics have foot ulcers in Sri Lanka, the medical specialist said, quoting estimates from global statistics.

"There are so many techniques to treat foot ulcers and in Sri Lanka, we do have an amputation rate. During a visit to Cuba, we learnt that the amputation rate can be reduced if we add a new tool. This hopeful tool Heberprot-P will help diabetic patients to lead a healthy life", he explained.

Sir Michael Hirst, President, International Diabetes Federation (IDF), said the National Institute of Genetic Engineering and Biotechnology in Cuba has played a pivotal role in the treatment of diabetic foot ulcers.

"Diabetes is a dreadful disease with many complications. As neuropathy causes numbness in their feet, they risk foot injury, which becomes recalcitrant and gangrenous resulting in amputation. With mobility disrupted, the patient is unable to earn and provide for his family. Then, the cycle of poverty sets in", he elaborated.

"In many cases of foot ulcers I saw in my country and most other countries resulted in amputation. In Cuba, it had been possible to save more than 70% amputations, thanks to Heberprot-P, which cures the wound for follow-up skin graft", Sir Michael said. "At IDF, we welcome any therapy which advances the cause of diabetic patients".

Florentino Batista, Ambassador for Cuba in Sri Lanka, said that this new product could help save the lives of many Sri Lanka afflicted with diabetes now and in the future.

Cuba’s biotech industry is second to one. It is highly developed, the envoy noted. "I am happy that we were able to put together this effort for the wellbeing of the people of Sri Lanka".

Dr. Sergio Perez representing Heber-Biotec S. A., Cuba, said the Biotechnology industry was started in Cuba by former President Fidel Castro as a way to push the country towards development. People worked hard to achieve impressive results.

Dr. Pedro Cesar Goicoechea Diaz, MSC Specialist in Angiology and Vascular Surgery, Cuba, said the results of 15 clinical trials done in Sri Lanka proved the efficacy of Heberprot-P. "The use of this drug can prevent 75% - 80% of amputations. We are doing this not as a business, but as a social responsibility".

He said that he teamed up with the College of Surgeons, Prof. Mandika Wijeratne, Dr. Cassim and Dr. Diaz to conduct the clinical trials at the Colombo National Hospital. "Unlike heart attacks and cancer, the grave issue of diabetic foot ulcers has not received much media attention".

Q: How many patients around the world have been treated with this drug?

Dr. Sergio Perez: Around 150,000. Sri Lanka is the first country to launch this product in South Asia. Omacx Healthcare will also cover the Indian market. We have 150 other diverse products.

Nuwan Fonseka: As the agent here, we can distribute to the whole of South East Asia. In Sri Lanka, the product will be channeled to government hospitals at a concessionary price through the MSD (Medical Supplies Division). Private hospitals can also purchase it for their patients. Rs. 15 million was spent on clinical trials.

Dr. Cassim: It’s a course of injections ranging from 10 over three to four weeks and a maximum of 24.

Q: Is there the possibility of a foot ulcer recurring after treatment?

Dr. Diaz: Statistics show that when a patient is treated with this injectable medicine, the ulcer heals and the frequency also diminishes. Asked whether there are any adverse effects, he replied, "Any medication has adverse effects.

There is pain as the drug is injected into the ulcer, and there is shivering, but it’s not significant. The drug accelerates the process of healing and depending on the severity of the wound, age of the patient and related conditions it could take anything between 45-60 days.

Pacientes tratados

330 788

Redes Sociales

 

Visitas

02724392
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Anterior
Este mes
Mes Anterior
Todos los días
489
852
7244
1709783
24165
30245
2724392

¿Por qué amputar?

Premios Obtenidos

World Intellectual Property Organizational
Premio Nacional a la Innovación Tecnológica
Mejor invención joven otorgada por la Oficina Mundial de Propiedad Intelectual en la 39 International Exhibition of Inventions of Geneva

Distribuidores en Rusia