Super User

Super User

Lunes, 03 Julio 2017 14:08

Heberprot-P: 10 años de milagros

A 10 años de su primera aplicación, el Programa de Atención Integral al Paciente con Úlcera de Pie Diabético con el uso del Heberprot-P ha favorecido a 65 mil cubanos y a 250 mil pacientes de otros países, lo que valida el humanismo y la solidaridad de la Revolución.

De acuerdo con Rafael Ibargollín, promotor del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de la provincia de Sancti Spíritus, territorio líder en los ensayos clínicos para la validación del producto, este programa de salud se ha consolidado en Cuba y otros países como la República Bolivariana de Venezuela, gracias a la efectividad de este fármaco único en el mundo.

Al decir de Ibargollín, con su aplicación existe la posibilidad en un 70 por ciento de salvar una extremidad complicada, algo impensable antes de su creación, lo que significaría que en esta década unos 175 mil pacientes hubieran sufrido una amputación.

Además, agregó el especialista en Genética Médica, se debe tener en cuenta que si se realiza una amputación al enfermo, dentro de tres años existe entre un 60 por ciento y un 70 por ciento de probabilidad de que se les deba amputar el otro pie; de ahí que, con igual porcentaje de posibilidades, a los cinco años fallecen, sobre todo por causas vasculares, puntualizó.

Desde junio de 2007 se inició en Cuba una prueba piloto en la provincia de Sancti Spíritus –señaló– y debido a su éxito en la cicatrización de las úlceras complejas del pie en las personas con Diabetes Mellitus, motivó que se extendiera a las demás provincias.

En el país la mayor parte de los pacientes acuden a los policlínicos para recibir este tratamiento gratuito, el cual se ofrece en 397 entidades de este tipo, así como también en 57 hospitales equipados para ese fin.
Ibargollín destacó que al emplearse en la atención primaria de salud, el medicamento se encuentra al alcance de los aquejados, lo cual contribuye a que la persona tenga la ventaja de aplicarse el producto desde que la lesión es mucho más sencilla y, por tanto, el tiempo de recuperación resulta más rápido.

Un mensaje que se le da a cada diabético es que si acude al médico y se trata en tiempo cuando aparece alguna úlcera, antes de los dos meses, como promedio, está curado completamente y puede reinsertarse a la sociedad con una alta calidad de vida, indicó.

Para Jorge Ramón González, residente en esta ciudad y quien tiene 62 años de edad, es una "bendición" que casi no tenga que caminar para curarse la úlcera del pie diabético que padece, porque puede recibir el tratamiento en un policlínico cercano.
Es mi quinta úlcera, confesó a la ACN González, siempre nos han priorizado en las consultas y nunca hemos tenido quejas de los enfermeros que nos curan, porque aquí el servicio es de calidad, lo mismo en el trato con el paciente como en la prestación médica.

Lunes, 03 Julio 2017 13:55

Prevenir desde la comunidad

El Centro de Atención al Diabético en Isla de la Juventud realiza disímiles acciones en ocasión del décimo aniversario de la implementación del Heberprot P.

Llevar sus servicios a las comunidades es una de las principales metas del sistema de Salud Pública cubano y es bajo este precepto que en la Isla de la Juventud, especialistas del Centro de Atención al Diabético aprovechan cada oportunidad para hacer trabajo preventivo.

La visita a diferentes consultorios de la ciudad por parte de un equipo multidisciplinario integrado por podólogos, sicólogos, nutricionistas, médicos y enfermeras, acerca a la población a una de las enfermedades crónicas más comunes del mundo.

Correcto estilo de vida y aprender a convivir con la enfermedad son conceptos que necesitan ser asimilados por los pacientes y sus familiares y para ello se les brinda toda la información necesaria, desde en qué consiste la diabetes, cuáles son los tipos existentes hasta el adecuado proceder en aras de garantizar una mayor calidad de vida.

La visita a los centros de asistencia primaria de salud forma parte de las actividades que se desarrollan en el territorio pinero por el décimo aniversario de la implementación del Heberprot P, programa en el que la Isla es vanguardia nacional y que ha disminuido en gran medida los índices de amputaciones de pacientes con úlceras de pie diabético.

Quito, 24 jun (Andes).- Al menos 3.000 ecuatorianos recibieron desde 2011 el beneficio del medicamento cubano ‘Heberprot P’, que evita en un 71% de los casos la amputación por úlceras en los pies de pacientes diabéticos.

Con la aplicación de este fármaco cubano “el promedio de tiempo de cura de un paciente (con pie diabético) en el Ecuador es de 41 días”, señaló a Andes Ernesto López, vicedirector del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, quien llegó a este país junto a Jorge Berlanga, profesor titular del equipo científico creador del ‘Heberprot P’.

Ambos participaron este sábado en la jornada científica 'V Taller Nacional de Atención Integral del Paciente con Úlcera del pie diabético', realizada por los equipos multidisciplinarios que integran la brigada médica cubana que presta colaboración en Ecuador y quienes recibieron el reconocimiento de su gobierno por su labor en las provincias de Los Ríos, Santo Domingo de los Tsáchilas, El Oro, Manabí y Esmeraldas.

López, quien es director de la empresa HeberBiotec, comercializadora del ‘Heberprot P’, señaló que en estos momentos ese medicamento se aplica en más de 25 países, posee registro sanitario en 22 y ha recibido el reconocimiento de propiedad intelectual en 47. En el mundo, unas 300 mil personas reciben el fármaco.

En el caso de Ecuador los pacientes están promediando 12 ampolletas (12 dosis) por cada tratamiento (inyectable).

 

Ernesto López, vicedirector del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba, señaló que el 'Hebeprot P' es el único medicamento en el mundo de su clase para la atención de las úlceras del pie diabético.

Señaló que aunque ningún medicamento es “mágico” por sí solo ya que el éxito depende de un sistema de salud médica integrado, este es el único de su clase en el mundo que hasta la fecha trabaja “sobre una enfermedad que no tiene solución médica en estos momentos”. "La úlcera del pie, avanzada, complicada, hoy no tiene solución", acotó.

En el caso de Ecuador, estima que a partir de cifras de la Organización Mundial de la Salud y de la Federación Internacional de Diabetes, cada año se practican alrededor de 6.000 amputaciones, una cifra que podría experimentar una reducción considerable con una estrategia masiva, integral y extensiva en la atención de salud.

“Nosotros calculamos que en Ecuador deben haber más 30.000 pacientes con úlceras de pie diabético en cerca de un millón y tanto de diabéticos”, comentó, sin embargo, apuntó que para mover indicadores con un impacto positivo en la atención a la salud, sería necesario llegar a más del 50% de la población enferma.

Ejemplificó que en el caso de Cuba, antes de la aplicación del ‘Heberprot P’ eran amputados miembros inferiores de unos 3.600 pacientes cada año y tras su inclusión en el cuadro básico de medicamentos en la actualidad son sometidos a estas prácticas quirúrgicas entre 400 y 450.

 

 

Jorge Berlanga (segundo de izq a der),  jefe del equipo cubano creador del 'Heberprot P', recibió un reconocimiento por sus aportes a la ciencia en el X Aniversario del inicio de este programa en su país.

Desde la irrupción de este producto en Ecuador, los equipos cubanos multidisciplinarios reportan una reducción de un 4.4% de las intervenciones para amputar solo en las cinco provincias donde han intervenido del país.

Por su parte, el profesor Berlanga refirió las bondades de este medicamento –sobre la base del factor de crecimiento epidérmico- en la cura de una de las manifestaciones de la diabetes mellitus. "El tratamiento ha demostrado a través de diversos estudios clínicos, que son los llamados estudios de farmaco-vigilancia o estudios de impacto, reducir el riesgo relativo de amputación prácticamente en un 70%", ratificó.

Los especialistas alertaron que no se trata solamente del uso del medicamento, sino más que todo de prevenir la aparición de la lesión causante de la amputación, ya que muchos pacientes llegan a los servicios médicos en etapas tardías.

En la jornada científica se anunció que Cuba realiza estudios que podrían derivar en un ‘Heberprot P’ mejorado para tratar esta complicación de la diabetes.

Con la creación del medicamento, Cuba ha fundado también una escuela internacional de pie diabético cuyos logros son expuestos en el Simposio Internacional, bianual, sobre la diabetes, complicaciones y el Heberprot P, con la participación de encumbrados expertos en el tema de varios países.

 

Los equipos médicos cubanos que aplican el 'Heberprot P' en Ecuador realizaron la V jornada científica sobre los resultados en sus respectivos radios de acción.


LA HABANA, 24 jun (Xinhua) -- Hace más de tres décadas Cuba inició un camino que para cualquier país en vías de desarrollo resultaba incierto y hasta cierto punto desconocido.

La visión a largo plazo en ese entonces del líder cubano, Fidel Castro, permitió que la Mayor de las Antillas comenzara una ruta que la ha llevado hoy en día a convertirse en una potencia a nivel mundial en biotecnología y productos fármacos únicos contra enfermedades como el cáncer.

"En las primeras etapas de la biotecnología cubana el producto líder fue el Interferón y posteriormente los científicos comenzaron el desarrollo de la ingeniería genética para tratar de producir fármacos biológicos usando técnicas recombinantes" afirmó a Xinhua, Merardo Pujol, director de Negocios del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB).

Tras estos primeros pasos en 1986 se fundó el CIGB, institución líder de la industria biotecnológica donde se realiza el ciclo científico desde la investigación incipiente hasta la producción y comercialización de fármacos novedosos para la salud humana.

En tal sentido, el CIGB desarrolló en 1990 una vacuna recombinante contra la Hepatitis B y ha logrado prácticamente la desaparición de esta enfermedad en Cuba.

Años más tarde, comenzó la producción de otras vacunas en particular la pentavalente que protege con una sola dosis contra enfermedades como la difteria, tétanos, tosferina, hepatitis B y la influenza tipo b.

A la par del desarrollo científico internacional, Cuba también ampliaba sus centros de investigación y de producción de fármacos a través de distintas técnicas.

Tal fue el caso del Centro de Inmunología Molecular (CIM) fundado en 1994, que inicialmente desarrolló la tecnología de los anticuerpos monoclonales para distintos usos médicos.

"El primer producto del CIM fue un anticuerpo monoclonal llamado OKT3 que se produjo para los trasplantes de riñón y evitar que los pacientes le hicieran rechazo a ese nuevo órgano", dijo a Xinhua, Eduardo Ojito, vicedirector primero de esta institución.

El trabajo científico durante más de dos décadas ha llevado al CIM a desarrollar anticuerpos monoclonales y fármacos de alto impacto internacional, así como vacunas contra ciertos tipos de cáncer e investigaciones muy avanzadas al respecto.

Tras varios años de experiencia el gobierno cubano comenzó una nueva estrategia para exportar sus productos biotecnológicos, una visión que ha logrado resultados económicos muy importantes para la Isla.

"Hoy exportamos nuestros productos establecidos a cerca de 50 países y tenemos una cartera de fármacos de innovación que están en diferentes fases de desarrollo y con los cuales llevamos a cabo un proceso intenso de búsqueda de socios potenciales" , apuntó Pujol.

La industria biotecnológica aporta cada año más de 500 millones de dólares a la economía cubana y en específico el CIGB recibe ingresos anuales por sus exportaciones por más de 100 millones de dólares.

Mientras que el CIM actualmente comercializa sus productos a más de 30 países, cuenta con más de 100 registros sanitarios y se exportan cinco fármacos de vanguardia.

PRODUCTOS ÚNICOS E INNOVADORES

En 2008, el Centro de Inmunología Molecular registró en Cuba un fármaco que años más tarde traería esperanzas a millones de seres humanos que padecen de cáncer de pulmón.

Se trata de la vacuna CIMAvax-EGF, un producto único de su tipo que busca brindar mayor calidad de vida a los pacientes que padecen este tipo de cáncer y hoy en día se utiliza en el sistema de salud cubano y cuatro países del mundo.

"La vacuna CIMAvax-EGF es un fármaco que aprovecha el conocimiento pretérito de los primeros científicos del centro. Esa vacuna tiene dos componentes, la molécula EGF que es una célula de factor de crecimiento y tiene otra proteína que es la P64K" , dijo Ojito.

En 2012 comenzó su uso en el sistema de salud cubano y ha beneficiado a miles de pacientes, a la vez que se ha registrado en todos los continentes para su posible comercialización.

"En este momento la vacuna CIMAvax-EGF tiene registro sanitario, es decir la autorización para su uso y comercialización, en cuatro países que son Perú, Colombia, Bosnia y Herzegovina, y por supuesto Cuba," manifestó.

A su vez, tiene un programa de desarrollo muy avanzado con un ensayo clínico fase 3 multinacional en varios países de Europa y Asia.

En enero de este año comenzó un ensayo clínico en Estados Unidos en cooperación con el Roswell Park Cancer Institute y la autorización de la Administración de Alimentos y Medicamentos de ese país (FDA por sus siglas en inglés).

Según las normativas aún vigentes y aprobadas por el ex presidente estadounidense, Barack Obama, medicamentos y productos biotecnológicos cubanos pueden ser vendidos en Estados Unidos tras la aprobación de la FDA y su posterior fase de ensayos clínicos.

La reciente decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de revertir ciertos aspectos de la apertura entre Washington y La Habana aún no se sabe si afectaría la cooperación en biotecnología y habrá que esperar a las próximas semanas a que se emitan las regulaciones específicas.

Debido a la forma en que parece funcionar, la vacuna podría ser potencialmente eficaz contra el cáncer de colon, de cabeza y cuello, que también dependen de la molécula EGF para crecer, dijo recientemente a Xinhua, Kelvin Lee, director del departamento de Inmunología de Roswell Park.

"Hay una pista, una esperanza que a partir de este innovador medicamento cubano seamos capaces de desarrollar una vacuna para estos otros tipos de cáncer", afirmó Lee.

A diferencia de otras terapias contra el cáncer, que pueden causar efectos secundarios graves, los pacientes tratados con CIMAvax-EGF toleran bien la vacuna.

Otro producto cubano que también ha revolucionado la industria biotecnológica y salvado cientos de miles de amputaciones a nivel mundial es el Heberprot-P, un fármaco contra la úlcera del pie diabético registrado en 2006.

El Heberprot-P creado por el científico cubano Jorge Berlanga y un equipo del CIGB es un producto único que a través de inyecciones de factor de crecimiento epidérmico humano recombinante dentro de una herida logra cambiar el metabolismo celular de la misma.

"Se crean comandos a nivel celular donde ocurren síntesis de aminoácidos y proteínas que dividen las células y la herida o úlcera del pie diabético empieza a llenarse de tejido sano, vigoroso y en unos tres meses como promedio es una lesión cerrada" , explicó a Xinhua el Dr. Manuel Raíces, investigador del CIGB y parte del equipo que creó este producto.

Según el científico cubano en esta nación caribeña existen alrededor de 1 millón de diabéticos, unas 35.000 úlceras del pie diabético por año y en 2016 sólo se realizaron 480 amputaciones por esta causa.

El programa implementado en Cuba ha ganado fama internacional y Raíces junto a un equipo de científicos del CIGB ha brindado asesoría en más de 20 países como Rusia, Kuwait, Argelia, Argentina, Ecuador y Venezuela, entre otros.

Actualmente, el Heberprot-P está registrado en 23 naciones de todos los continentes y se emplea con eficacia en diez países que ya autorizaron su uso y comercialización.

Los científicos cubanos están mirando al futuro buscando nuevas formas de crear fármacos únicos e innovadores que no sólo beneficien a la población de la isla, sino a millones.

Más de 30 años después de iniciarse en el camino de la biotecnología se valida el concepto de que la ciencia cubana es una industria viva, en desarrollo y con una amplia proyección científica.

CAMAGÜEY.- El próximo 30 de junio el uso del Heberprot-P llegará a su aniversario 10 en todo el país, por supuesto, con sus antecedentes por la necesidad de los ensayos clínicos. La ciudad de Camagüey, específicamente el hospital universitario Manuel Ascunce Domenech, fue una de las instituciones de salud seleccionadas entonces y con muy buenos resultados.

Estadísticas del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (GIGB), de esta ciudad, recogen a alrededor de 4 000 camagüeyanos beneficiados con el producto cubano, único de su tipo en el mundo, según la información ofrecida por sus promotores el MS. c. Franklin Fuentes Aguilar y la licenciada Lesvia Calzada Aguilera, mientras en Cuba la cifra supera los 67 810.

En lo que va del 2017 Camagüey emplea el medicamento al ciento por ciento de los enfermos previstos, si se tiene en cuenta el porcentaje concebido con la posibilidad de padecer de úlceras en sus pies entre los más de 48 690 diabéticos camagüeyanos dispensarizados.

El Programa de Atención Integral a diabéticos con úlceras en sus pies desde el 2007, llega ahora a 31 sitios de Salud de la provincia, menos en el municipio de Najasa aunque sus enfermos se trasladan a otras áreas, a pesar de los elevados costos en la producción del fármaco, así como al tenerlos en cuenta en el tratamiento por día. El Heberprot-P se inyecta intralesión hasta las 24 dosis, pero si resuelve antes se suspende y es aplicado a todo aquel que lo requiera de manera gratuita, siempre con el propósito de curar sin llegar a la amputación de sus miembros inferiores

En la Atención Primaria de Salud (APS) se desempeña un papel vital en la detección de personas con úlceras complejas, incluso, cuando aún no lo son e igual para ser evitadas con medidas profilácticas dadas a conocer por un equipo multidisciplinario que incluye a: médicos especializados en endocrinología, angiología y cirugía vascular, clínicos, entrenados en diabetología, licenciados en podología, psicología y nutricionistas, y de ser necesario también por otros especialistas.

Ese grupo de profesionales, aparte de educar y promover salud entre quienes padecen de diabetes mellitus, determina cómo y cuándo comienza a favorecerlos porque deben mantener un control metabólico adecuado, no sufrir de infección en las lesiones y ajustarse a la dieta indicada.

Sobre el producto farmacéutico, de elevado estándar de calidad y prescrito para el tratamiento de pacientes con Úlceras del Pie Diabético (UPD), se estudia su impacto, y como es lógico, su efecto sobre las amputaciones mayores en los miembros inferiores el que llegó a una cuarta etapa e integra de nuevo al hospital universitario Manuel Ascunce Domenech, entre otros del país.

Especialistas aseguran que el 15 % de los diabéticos en el algún momento de sus vidas presentan una úlcera del pie y, a su vez, un 15 % de estos precisarían de ser amputados.

La Habana (PL) La parte terminal de la extremidad que lleva el peso de nuestro cuerpo es un órgano esencial para garantizar la locomoción durante el desarrollo de las actividades que realicemos en el contexto de nuestra existencia.

Por eso, mantenerlo en condiciones óptimas es una de las aspiraciones que deberían estar incorporadas entre las prioridades de cada ser humano, porque de ello dependerá -también- nuestra calidad de vida.

A propósito del tema, esta semana concluyó el I Congreso Científico de Podología Aplicada, Podosalud 2017, luego de tres días de sesión en el capitalino Hotel Habana Libre con la participación de delegados de más de 15 países.

Durante el evento, podólogos, angiólogos, ortopédicos, endocrinólogos, internistas y de otras especialidades compartieron experiencias y se actualizaron de las últimas investigaciones sobre esa disciplina de la medicina.

El tema central de este evento estuvo relacionado con la úlcera del pie diabético, por eso, el cónclave fue propicio para compartir con los profesionales de otras naciones 30 casos curados de esa dolencia, con el uso del Heberprot-P, único de su tipo en el mundo para evitar la amputación.

Según el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), institución que desarrolló el fármaco, el mismo ofrece la ventaja de acelerar la cicatrización de las úlceras del pie diabético(UPD)profundas y complejas. Asimismo, disminuye el riesgo de las amputaciones, y reduce el número y la extensión de debridaciones quirúrgicas ó remoción del tejido necrótico, además de prevenir las recidivas.

También, acorta el tiempo de cicatrización y con ello, las complicaciones derivadas, tales como la gangrena y la infección o sobreinfección, posibilitando redestinar recursos a pacientes de pronósticos más difíciles. Para que se tenga una idea, por la creación de este revolucionario medicamento más de 43 mil personas han sido beneficiadas en Cuba con el medicamento Heberprot-P, desde el inicio de su aplicación en el 2007.

SERVICIOS DE PODOLOGÍA EN CUBA

Los servicios de podología en la mayor irla de las Antillas abarcan todos los niveles de atención con un personal calificado, aseveró la asesora nacional de esa rama de la medicina, Miriam Mesa.

A propósito de la preparación de los recursos humanos, esta isla es el primer país de América Latina donde la especialidad tiene categoría universitaria, aplaudió la también presidenta del comité organizador de Podosalud 2017.

En tal sentido, con esa fuerza está garantizada la calidad y la respuesta a la amplia demanda en todas las provincias, señaló en declaraciones a Prensa Latina. Tanto es así, que aunque muchos de nuestros podólogos brindan servicios en otras tierras, no se afecta -en lo absoluto- el servicio a la población, resaltó. Al decir de Mesa, con la fuerza de trabajo y la tecnología con que contamos, a pesar de la incidencia del bloqueo económico impuesto por Estados Unidos, respondemos a las demandas de nuestro pueblo.

El programa científico del cónclave incluyó, entre otros asuntos, el análisis de las experiencias en el manejo del pie sano, de riesgo y diabético, así como la metodología de evaluación de los casos y lesiones frecuentes en el deporte según la pisada.

También, las técnicas de cirugía ungueal (para la corrección definitiva de uñas clavadas), y el procedimiento a seguir con los atletas de élite ante la fascitis plantar, la condición más común de dolor en el talón.

Acompañó a la cita una feria expositiva con la participación de empresas cubanas y extranjeras, procedentes de Brasil, Estados Unidos, México, Argentina y Panamá.

UN APLAUSO A PODOSALUD 2017

El I Congreso Científico de Podología Aplicada, Podosalud 2017, tuvo resultados muy positivos, consideró el presidente del comité organizador por la parte extranjera, el argentino Diego Tomatis.

Fue fantástico el interés que despertó entre los representantes de otros países del medicamento cubano para las úlceras del pie diabético, Heberprot-P, único de su tipo en el mundo para evitar la amputación, dijo Tomatis en declaraciones a Prensa Latina.

En muchos países se desconoce el tratamiento con ese fármaco desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) y que se convirtió en la estrella de la cita, señaló. 'Podosalud 2017 acogió a ponentes procedentes de España, México, Argentina, Uruguay y Brasil'.

Al referirse al servicio de podología en Cuba, Tomatis destacó que en esta isla para la población esté muy difundido y se materializa, y es apreciado como una materia -ante todo- para prevenir.

Además, la formación del podólogo cubano con nivel de técnico medio y superior es un escenario que no se repite en un número considerable de naciones, ponderó.

El evento estuvo organizado por la Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos, Consejo Nacional de Sociedades Científicas de Salud y la empresa Great Way Export.

La Habana, 12 jun (PL) El I Congreso Científico de Podología Aplicada, Podosalud 2017, tuvo resultados muy positivos, consideró hoy aquí el presidente del comité organizador por la parte extranjera, el argentino Diego Tomatis.

Fue fantástico el interés que despertó entre los representantes de otros países el debate sobre el medicamento cubano para las úlceras del pie diabético, Heberprot-P, único de su tipo en el mundo para evitar la amputación, dijo Tomatis en declaraciones a Prensa Latina.

En muchas naciones se desconoce el tratamiento con ese fármaco desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) y que se convirtió en la estrella de esta cita, señaló.

'Podosalud 2017, que sesiona hasta hoy en el capitalino Hotel Habana Libre, acogió a ponentes procedentes de España, México, Argentina, Uruguay y Brasil'.

Al referirse al servicio de podología en Cuba, Tomatis destacó que en esta isla para la población esté muy difundido y se materializa, y es apreciado como una materia -ante todo- para prevenir.

Además, la formación del podólogo cubano con nivel de técnico medio y superior es un escenario que no se repite en un número considerable de naciones, apreció.

A propósito de ello, la presidenta del comité organizador por la parte cubana, Miriam Mesa, dijo a Prensa Latina que esta isla es el primer país de América Latina donde la podología tiene categoría universitaria.

Con esa fuerza está garantizada la calidad y la respuesta a la amplia demanda en todas las provincias, apuntó la también asesora nacional de esa rama de la medicina.

Podosalud 2017 estuvo acompañada con una feria expositiva con la participación de empresas cubanas y extranjeras, procedentes de Brasil, Estados Unidos, México, Argentina y Panamá.

El programa científico incluyó entre otros asuntos, el análisis de las experiencias en el manejo del pie sano, de riesgo y diabético, así como la metodología de evaluación de los casos y lesiones frecuentes en el deporte según la pisada.

También, las técnicas de cirugía ungueal (para la corrección definitiva de uñas clavadas), y el procedimiento a seguir con los atletas de élite ante la fascitis plantar, la condición más común de dolor en el talón.

El cónclave estuvo organizado por la Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos, Consejo Nacional de Sociedades Científicas de Salud y la empresa Great Way Export.

La Habana, Cuba - Cuba tiene interés de que Puerto Rico se convierta en pionero de la terapia del medicamento Herberprot-P, un fármaco que las autoridades sanitarias cubanas aseguran que sana las úlceras del pie diabético y evita las amputaciones que ellas provocan en un 85 por ciento de los casos. Los vínculos históricos entre Cuba y Puerto Rico, expresados por décadas a través de áreas como la cultura o el deporte, tienen la posibilidad de estrecharse a través la industria farmacéutica o la salud pública mediante el acercamiento para el tratamiento de la diabetes, una enfermedad que aqueja a cientos de miles de puertorriqueños y cubanos.

El Herberprot-P, un medicamento netamente desarrollado en Cuba, cuenta con un permiso de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) para hacer pruebas clínicas dirigidas a autorizar su comercialización en territorio estadounidense.

El proceso no se ha echado a andar porque Cuba está a la espera de un socio que quiera asumir parte de la inversión de $170 millones que cuesta la tramitación de los permisos en la FDA.

En lo que eso ocurre, los cubanos hicieron un llamamiento a los puertorriqueños para dar los primeros pasos para probar la terapia y para que los galenos boricuas se adiestren en ella.

“Como los puertorriqueños se guían por las reglas norteamericanas, no pueden introducir la terapia allí hasta la aprobación de la FDA, pero si hay alguien sensible a tratarse en Cuba primero que un americano, sería un puertorriqueño”, dijo a El Nuevo Día el doctor Manuel Raíces Pérez-Castañeda, vocero del proyecto Herberprot-P.

“Otra cosa también es que los médicos puertorriqueños pueden venir a adiestrarse en la terapia y estar adelante en ese proceso para cuando el medicamento entre al mercado”, agregó el científico cubano, quien enfatizó en que su país tiene la preocupación de que los puertorriqueños se queden atrás. “Si esperan que esta terapia se registre en Estados Unidos, posiblemente Cuba se va a llenar antes de ese permiso de americanos, lo cual ya está pasando, y no habrá espacio para los puertorriqueños. Si un puertorriqueño, que es más afín al cubano, que habla el mismo idioma, que tiene la misma manera de pensar, viene, será mejor recibido y las posibilidades son infinitas”, expresó Raíces Pérez-Castañeda.

Si bien los ciudadanos estadounidenses están viajando a Cuba por centenares para tratarse con medicamentos revolucionarios, como el Herberprot-P o la vacuna contra el cáncer de pulmón Cimavax, o a visitar clínicas especializadas para desintoxicación o restauración neurológica, lo cierto es que lo hacen cobijados bajo una de las 12 categorías autorizadas por el presidente Barack Obama a raíz de la normalización de las relaciones diplomáticas en el 2014.

Lo hacen bajo su propio riesgo, pero la mayoría viene a Cuba por la economía en sus tratamientos y porque, en muchos casos, no tienen nada que perder con experimentar algo nuevo.

La medicina en Cuba es gratuita para los nacionales, no para los extranjeros, pero los costos son sustancialmente más bajos que en Estados Unidos.

El tratamiento básico de tres inyecciones de Heberprot-P para lesiones leves, ronda los $1,500 más los gastos de viaje. La atención de lesiones complejas, que requieran hospitalización extendida, fluctúa entre los $8,000 y $10,000.

Los cálculos cubanos señalan que un tratamiento similar costaría hasta tres veces más en territorio estadounidense.

Los profesionales de la medicina estadounidense, por su parte, vienen al país como parte de misiones profesionales que son atendidas por sus colegas cubanos a través de congresos o seminarios, cuyos costos dependen de los días de estadía y la complejidad del programa.

“Es importante que los puertorriqueños decidan venir a Cuba, no a Nebraska, ni a Iowa, si no a Cuba, porque si logramos demostrar el concepto en 30 puertorriqueños, en 15, en 5, personas que tengan un criterio de amputación alto, y a esas personas las logras salvar, sería un factor de peso para que se catalicen las acciones de ensayos clínicos en Estados Unidos y se dé acceso a la terapia”, manifestó Raíces Pérez-Castañeda.

Los cubanos han hecho su tarea para calcular el impacto del Herberprot-P en Puerto Rico. Un análisis preliminar hecho en el 2015 registró que alrededor de 900 diabéticos puertorriqueños al año podrían evitar perder alguna extremidad o ver curadas sus úlceras con el medicamento.

La realidad inmediata impide el uso del fármaco en suelo estadounidense, pero la posibilidad de Cuba está abierta, siempre que sea viajando por una de las vías legales y sabiendo que el riesgo corre por cuenta propia.

La Habana, Cuba - Mientras las tasas de amputaciones de personas que sufren de pie diabético superan el 20% en los países más desarrollados del mundo, Cuba asegura haber puesto coto a este serio problema de salud con el uso del medicamento Herberprot-P, un fármaco que podría ser utilizado en miles de pacientes en Estados Unidos y Puerto Rico, pero cuya entrada al mercado estadounidense está congelada en la vorágine creada por el cambio de mando en la Casa Blanca.

El Herberprot-P es un producto inyectable que se utiliza en las úlceras en las extremidades de los diabéticos, muchas de las cuales, estimadas por los científicos cubanos hasta en 80,000 al año, acaban en amputación en Estados Unidos.

Cuba asegura que ha disminuido el riesgo de amputación en un 80% en los casos de úlceras en su país, una estadística que los expertos cubanos creen que podría lograrse en Estados Unidos si el Herberprot-P lograra autorización de uso por parte de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA). Gracias a la nueva era en las relaciones entre ambos países lograda por los presidentes Barack Obama y Raúl Castro Ruz, el medicamento cubano consiguió una autorización para comenzar el proceso de permiso de la FDA, pero el cambio de mando en la Casa Blanca ha causado problemas para encontrar un socio en Estados Unidos que se atreva a financiar el costoso proceso de experimentación clínica que exigen las autoridades estadounidenses.

“En estos momentos el tema de la evaluación clínica en los Estados Unidos es un tema sensible por el cambio de administración. Esto trae consigo nuevas reglas, hace un efecto de dominó y frena todo. Se puede decir que hay un periodo de incertidumbre”, dijo a El Nuevo Día el doctor Manuel Raíces Pérez-Castañeda, jefe del Departamento de Productos Estratégicos y Programas Gubernamentales de Herber Biotec, farmacéutica cubana adscrita al Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba.

“El registro médico de este fármaco en los Estados Unidos sin duda va a tener un impacto social muy grande, porque esta enfermedad afecta a 29.3 millones de habitantes, lo que cada año genera un millón de úlceras, donde 200,000 de ellas necesitan cuidados hospitalarios más complejos, en un país donde amputan entre 73,000 y 80,000 piernas por úlceras del pie diabético”, agregó el reconocido científico cubano.

Los estimados cubanos afirman que las amputaciones en suelo estadounidense podrían reducirse de 73,000 a 21,000 en un año.

El impacto en las comunidades pobres o en las minorías sería mucho mayor, pues las tasas de diabéticos en esos sectores poblacionales son mucho mayores.

“Todo esto tiene un impacto en el sistema de seguridad social en Estados Unidos, porque una persona amputada es una persona que ya no trabaja, que depende del seguro social”, añadió.

Eficiencia médica

Se estima que de los 11 millones de habitantes que hay en Cuba, cerca de un millón son diabéticos, 690,000 están diagnosticados y el resto todavía no sabe que tiene la enfermedad. De ellos, el 3.5% o 35,000 personas desarrollarán úlceras en sus extremidades, por lo que el enfoque del sistema de salud cubano está en detectar esas lesiones en sus primeros niveles de desarrollo, donde el Heberprot-P es sumamente efectivo.

“Las úlceras no empiezan de pronto, empiezan con una rozadura en el pie. Y en nuestros países, cuando el diabético se ve eso, no le presta atención. Entonces, esto se comienza a infectar y avanza, que es cuando vas al médico. Y esas son las úlceras que evolucionan a complejo”, sostuvo el científico cubano.

“Las úlceras se comportan igual que los ciclones, de categoría 1 a la 5. Cada vez que saltas de categoría, el daño es 10 veces mayor. El Herberprot-P funciona en etapas de la 1-4, porque la 5 ya es una gangrena extendida. Es en esas etapas que queremos atender los pacientes, en las primeras dos”, explicó.

De las 35,000 úlceras que evolucionan al año en Cuba, entre 12,500 y 13,000 se tornan en complejas. El sistema de salud universal de Cuba reclama que los últimos tres años ha logrado identificar y tratar un promedio de 12,800 de esas lesiones, o sea, una efectividad cercana al 100%.

¿Es esa una cifra creíble?

Cuba afirma que sí y lo atribuye a su modelo de salud universal, en el cual los pacientes reciben tratamiento gratuito en todos sus niveles, desde preventivo hasta invasivo.

El éxito del Herberprot-P, asegura el Estado cubano, se cifra en que más que un medicamento, se trata de un programa que se centra en la identificación de los casos.

Es un modelo de salud pública que, según las cifras oficiales, cuenta con 382 unidades con la terapia disponible en todo el país.

El secreto, aseguran, ha sido un intenso programa de educación a los médicos, quienes, una vez se diagnostica un caso de diabetes, monitorean los pies de los pacientes en sus consultas para lograr que las úlceras sean detectadas en sus fases 1 o 2, de modo que el tratamiento con Herberprot-P sea administrado de manera ambulatoria tres veces a la semana.

“Si fuéramos a hospitalizar a todos lo que necesitan terapia, los costos se dispararían. Entonces creamos unas unidades de atención ambulatorios que aquí se llaman policlínicos, así podemos atender a los pacientes en estadio 1 y 2 ambulatorio”, aseguró Raíces Pérez-Castañeda, quien alerta de que no todo fue color de rosa.

La resistencia inicial de los galenos y la desconfianza hacia un modelo que cambiaba la rutina de los profesionales de la salud hicieron mella. Pero una vez los pacientes comenzaron a ver los beneficios y, sobre todo, los cirujanos se convirtieron de “amputadores a sanadores”, las cosas cambiaron.

También están las carencias propias de un sistema de salud de un país del tercer mundo, sobretodo, ante los problemas que crea el bloqueo o embargo económico de Estados Unidos, que condiciona el vaivén de productos biomédicos, y las propias ineficiencias de la estructura sanitaria.

“Este es un ejemplo de tesis del modelo de salud cubano, que no es un sistema perfecto. Pero es un sistema de salud que funciona y que llega a la población. Los cubanos no podemos decirle a nadie que use este modelo, pero podemos decir: ‘Mira lo que yo he hecho, aprende de mis errores y ojalá lo que he hecho pueda serte útil a ti’”, manifestó Raíces Pérez-Castañeda.

En espera por Trump

En Estados Unidos el proceso de la FDA está detenido, a la espera de la decisión del presidente Donald Trump y su política hacia Cuba, pues la inversión para lograr la aprobación para su uso se estima en $170 millones, una cantidad de dinero que las autoridades cubanas no pueden asumir, por lo cual esperan por un socio.

Mientras se aclara el panorama en las relaciones políticas entre Cuba y Estados Unidos, y la búsqueda de un socio se consolida, la única opción para quienes quieran utilizar este medicamento es viajar a los hospitales cubanos, lo cual está ocurriendo.

Se estima que ya son cientos los ciudadanos estadounidenses que vienen a Cuba a tratarse, no sólo con el Herberprot-P, sino con una vacuna para el cáncer de pulmón que ya está en su fase de experimentación clínica en Estados Unidos o para recibir tratamientos contra el vitiligo.

En Cuba el sistema de salud es gratis para los cubanos, los extranjeros tienen que pagar mediante clínicas especializadas a esos fines, como el hospital Cira García o el Centro Internacional de Restauración Neurológica (CIREN).

Las autoridades cubanas apuestan a que el flujo de turismo médico genere alguna presión en Estados Unidos y que Trump, que se supone haga un anuncio este mes sobre su política hacia Cuba, tome en cuenta los beneficios que representa para la salud de los estadounidenses.

Pacientes tratados

330 788

Redes Sociales

 

Visitas

02786785
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Anterior
Este mes
Mes Anterior
Todos los días
327
1297
1624
1776345
22902
34559
2786785

¿Por qué amputar?

Premios Obtenidos

World Intellectual Property Organizational
Premio Nacional a la Innovación Tecnológica
Mejor invención joven otorgada por la Oficina Mundial de Propiedad Intelectual en la 39 International Exhibition of Inventions of Geneva

Distribuidores en Rusia