Super User

Super User

Lunes, 14 Agosto 2017 12:50

Un programa de menos a más

CARACAS, Venezuela.–Antes del año 2008, del total de pacientes que llegaban a centros hospitalarios padeciendo úlcera del pie diabético, las cifras de amputación oscilaban entre un 60 y un 80 %, según datos de la Dirección del Programa Endocrino Metabólico perteneciente al Ministerio del Poder Popular para la Salud del hermano país.

Actualmente, gracias al programa «Buen vivir para el diabético» que cumplirá aquí nueve años el próximo 18 de agosto, las cifras de amputaciones se han reducido a un 3 %.

A juzgar por la felicidad que entrañan en un mundo donde las adversidades imperan, los números anteriores, compartidos para estas páginas por el misionero cubano Giraldo Alonso Suárez, son noticia.

Promotor de salud y trabajador en La Habana del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, Giraldo explicó que el programa «Buen vivir para el diabético» comenzó aquí a partir del 2008, como una idea similar a la que ya se había implementado en Cuba en el 2007.

«Nació en tierra de Bolívar –comentó el promotor de salud– para la atención a los pacientes que tienen úlcera del pie diabético, mediante el uso de un medicamento cubano: el factor de crecimiento epidérmico humano recombinante (Heberprot-P)».

El programa ya alcanza a 21 de los 24 estados del país sudamericano. Es algo que ha sido posible, dijo Giraldo, gracias al Ministerio del Poder Popular para la Salud de Venezuela, y al funcionamiento de la Misión Barrio Adentro que cuenta con el apoyo incondicional de los profesionales y técnicos de la salud de Cuba. Abarcar gran parte del territorio nacional ha hecho más eficaz la captación de los pacientes necesitados del factor de crecimiento humano recombinante (Heberprot-P).

En el mundo, según explicó el especialista cubano, la mayor cantidad de pacientes atendidos con ese tipo de tratamiento pertenecen a Venezuela. De ese vasto país ya suman más de 183 000 las personas beneficiadas a lo largo de estos años.

En opinión de Giraldo Alonso, «este es un programa que ha ido de menos a más, porque aquí comenzamos pendientes de las lesiones de úlcera del pie diabético con el medicamento cubano, pero la labor se ha ampliado a atender al paciente diabético en cuanto a su control metabólico, a tratar otras posibles complicaciones de la enfermedad, y a facilitarle el glucómetro suma sensor (producto cubano) para que pueda vivir controlado».

«Buen vivir para el diabético» ha sido un programa diseñado por el Ministerio del Poder Popular para la Salud de Venezuela con vistas a que perdure. Una de sus razones de ser tiene que ver con la preparación de los médicos venezolanos que tendrán la responsabilidad de brindar un servicio de excelencia a la población.

Con motivo de una jornada de promoción iniciada el pasado 30 de junio y que se extenderá hasta el 18 de agosto del 2018 –momento en que se cumplirá una década de la primera aplicación del Heberprot–P a un paciente venezolano–, la coordinación del Programa «Buen vivir para el diabético» en tierra de Bolívar, entidad que es fruto de la integración de especialistas cubanos y venezolanos, ha creado una página en la red social Facebook (cuyo enlace es https://www.facebook.com/buenvivirparaeldiabetico) para divulgar las actividades del programa, así como sus alentadores resultados.

«Esta humanísima experiencia que deja en los pacientes alegría y profunda gratitud –resaltó Giraldo–, ha sido posible a través de la hermandad de dos naciones herederas del legado de dos gigantes: Fidel y Chávez».

Cienfuegos, Cuba.- Esta provincia pionera del uso del medicamento cubano Heberprot-P, desde los ensayos clínicos, trabaja para extender a los consultorios del Médico y la Enfermera de la Familia, que tengan condiciones, el programa dirigido a los pacientes con úlceras del pie diabético.

Con más destalles la Promotora del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, de La Habana, Doctora Milda Pérez Tamayo: “Acercar la atención a la población, a las personas diabéticas, que por lo general, son adultos mayores y desarrollan las úlceras”.

“Tienen limitaciones dichos pacientes, dice, para poderse trasladar a lugares distantes, motivos por los que en la medida que se pueda acercar aún más a los enfermos la aplicación del medicamento cubano, esas complicaciones serán mejor atendidas”.

Por ejemplo, en estos momentos sobresale una extensión a los consultorios y en lo cual laboran en esta provincia del centro sur, que resultados positivos obtiene a lo largo de la aplicación de la novedosa medicina, que tantos beneficios aporta en Cuba y el mundo.

Extienden uso del Heberprot-P en Cienfuegos
Promotora del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, de La Habana, Doctora Milda Pérez Tamayo. Foto: Mireya Ojeda Cabrera

“Normalmente, Cienfuegos incluye al programa nuevos casos tratados, apunta Milda, anualmente entre 600 y 650 pacientes y ha atendido más de tres mil enfermos desde el comienzo”.

Una provincia pequeña con la atención primaria extendida a todos los rincones e incluye las consultas a los diabéticos en una veintena de policlínicos de los ocho municipios.

“Insistimos en la necesidad, agrega, de que los pacientes diabéticos mantengan condiciones de cuidado y revisión periódica de los pies, y enseguida que detecten una lesión ellos o sus familiares acudan a la consulta cercana y no se compliquen, ni aparezca la úlcera grande. Cuando se demoran y llegan de forma tardía, implica la amputación”.

En ocasión del reciente décimo aniversario de la aplicación del Heberprot-P Cienfuegos graduó en un diplomado más de veinte especialistas, entre médicos, podólogos, traumatólogos y licenciados en Enfermería, quienes fortalecen el programa.

ARTEMISA.–Más de 1 900 pacientes han sido beneficiados en la provincia tras el inicio de la aplicación del Heberprot-P, y se ha logrado reducir en un 79 % el índice de amputaciones, gracias al quehacer de especialistas vinculados al Programa de Atención Integral al Paciente con Úlcera del Pie Diabético (Paipud).

En el territorio –que inició esta práctica en el 2012– existen 11 consultas especializadas (una en cada municipio), integradas por personal capacitado para atender a pacientes con este tipo de lesión.

Con el objetivo de formar especialistas para el manejo integral de la Úlcera del Pie Diabético (UPD) se desarrolla una capacitación a un grupo de profesionales. El policlínico Tomás Romay, ubicado en la cabecera provincial, y los hospitales Ciro Redondo, de Artemisa y Comandante Pinares, de San Cristóbal, son los escenarios principales, en los cuales forman parte del proceso de aprendizaje enfermeras, médicos y rehabilitadores.   

En saludo al décimo aniversario de la aplicación de este medicamento se realizaron dos jornadas de salud integral que contaron con la participación de pacientes diabéticos, y en las cuales se impartieron charlas educativas sobre diabetes mellitus, sus complicaciones, el cuidado de los pies y cómo vivir con esta enfermedad adoptando estilos de vida saludables. También fueron consultados por clínicos, endocrinos, podólogos, angiólogos, oftalmólogos, y se les hizo el control glicémico.

Desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) e
introducido en el cuadro básico nacional de medicamentos en el 2007, este fármaco ofrece la ventaja de cicatrizar de forma acelerada las UPD profundas y complejas, y reduce en un 80 % el riesgo de amputación, a decir de Berna Eva Rey Molinet, promotora del referido centro.

«En Cuba ha beneficiado a más de 43 000 personas. El Paipud pesquisa a los pacientes con estas lesiones desde los consultorios médicos y las consultas especializadas en cada policlínico –que ya contamos con 382 en todo el país– hasta los servicios especializados en los hospitales.

«Este revolucionario medicamento ha sido registrado en más de 20 naciones y logrado la cura de un cuarto de millón de personas en el mundo. Está próximo a entrar en la Unión Europea y ya está disponible en Asia, África y América Latina», puntualiza.

Ciego de Avila, Cuba, 17 jul (PL) Una disminución de las amputaciones por úlceras del pie diabético debido al uso del Heberprot P se aprecia en esta central provincia cubana durante el primer semestre del presente año.

 

En la etapa se beneficiaron con el eficaz medicamento a 328 pacientes, de los cuales a sólo dos fue necesario hacerle la amputación de miembros inferiores debido a la gravedad de las lesiones.

Ello fue el resultado de la labor de especialistas de las unidades de salud con los pacientes aquejados, precisó el licenciado Juan Manuel Hernández, uno de los enfermeros preparados para llevar adelante el proceder.

Ciego de Ávila, provincia distante unos 430 kilómetros al este de La Habana, posee seis angiólogos y 10 residentes de la especialidad, quienes junto a un numeroso grupo de enfermeros atienden el Programa del Pie Diabético en el territorio.

El sistema de salud avileño ha brindado atención gratuita con el Heberprot-P a más de cinco mil pacientes desde que se inició el programa en el año 2007.

El programa integral incluye la realización de una minuciosa labor de pesquisaje en las comunidades lo que permite la detección temprana de la enfermedad y la aplicación rápida de esa terapia de reemplazo.

Considerado el producto líder del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba, el Heberprot-P salió al mercado hace diez años y tiene registro sanitario en más de una veintena de países debido a su eficacia y seguridad.

El Heberprot P es un medicamento cubano único en el mundo para tal dolencia y resulta muy efectivo por constituir un factor de crecimiento epidémico recombinante.

Únicamente dos amputaciones por úlcera del pie diabético hubo en la provincia de Ciego de Ávila de enero al cierre de junio entre los 328 casos registrados,  lo cual demuestra la efectividad del medicamento cubano Heberprot-P.

El licenciado en Enfermería Juan Manuel Hernández de la Nuez, uno de los que más llagas ha curado, dijo al sitio digital Invasor que tal resultado obedece al esfuerzo y dedicación hacia los pacientes por los  angiólogos y otros técnicos y especialistas.

Pedro Julio Morales Balboa, quien  periódicamente acude a su policlínico para tratarse una lesión del pie izquierdo,  figura entre los más de cinco mil avileños que han recibido pinchazos de sensibilidad del 2007 a la fecha en ese tipo de tratamiento con el eficaz fármaco.

El doctor Jorge Luis Carrera Martínez, un residente de cuarto año de Angiología y Cirugía Vascular, significó la importancia de la extensión de este servicio con  el Heberprot-P  a los policlínicos de la provincia, excepto en el área Sur de Morón.

Añadió que a partir del 2012 se han incorporado los centros de la atención secundaria de salud y por eso las cifras de pacientes atendidos han ido aumentando, pues se ha vuelto más accesible el tratamiento.

El proyecto por el cual estamos trabajando es llegar hasta los consultorios del Médico y la Enfermera de Familia, aunque eso depende de que contemos con mayor cantidad de especialistas, precisó Carrera Martínez.

Ciego de Ávila dispone de seis angiólogos y 10 residentes de la especialidad, además de los enfermeros y enfermeras, que son los encargados de efectuar aproximadamente el 90 por ciento del trabajo en las curas a los aquejados.

Las estrategias del Ministerio de Salud Pública y  la sistematicidad de un equipo multisectorial en cada provincia, son iniciativas relevantes que agradecen los cubanos y están dirigidas a prevenir y cuidar las úlceras del pie diabético.

El único medicamento existente en el mundo para el tratamiento de las úlceras del pie diabético (UPD) es el Herberprot P, y su aplicación ha beneficiado a más de 5000 villaclareños, que han visto reducidas las posibilidades de amputación de sus miembros inferiores en un 79 %.

Desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), en la capital cubana, utiliza como base el factor de crecimiento humano recombinante (FCHrec). Desde 2007, cuando comenzó su uso en el hospital universitario Arnando Milián Castro, se evidencia una alta efectividad al acelerar la cicatrización de dichas úlceras, al tiempo que acorta el período de cura y disminuye las complicaciones derivadas en la gangrena y los procesos sépticos o infecciosos.

El doctor Cecilio González Benavides, especialista de II Grado en Angiología y Cirugía Vascular y jefe del Programa Integral de aplicación del Herberprot P en Villa Clara, subrayó que si bien los inicios fueron con uso exclusivo en la institución hospitalaria, a partir de 2012 se extendió a la atención primaria y ya lo aplican casi en la totalidad de los policlínicos del territorio con personal especializado.

«En la actualidad lo que decide la amputación es el grado de profundidad de la lesión. Por ello insistimos en el carácter preventivo y la detección precoz de las irregularidades. Ello evitaría la praxis de procederes quirúrgicos complejos, en tanto el número de aplicaciones del fármaco resultaría también menor», precisó el galeno.

Lunes, 03 Julio 2017 18:44

Diez años del Heberprot-P en Holguín

La diabetes Mellitus constituye una pandemia mundial. Se estima que para 2040 pudieran existir 650 millones de pacientes y de un 15 a un 20 por ciento van a presentar úlceras en sus pie en algún momento de la vida.

En Cuba alrededor de 100 mil diabéticos existían en la década del 90. Ahora la cifra supera el millón y la provincia de Holguín se acerca al los 90 mil habitantes que padecen la enfermedad.

Afortunadamente, un medicamento producido por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología el HeberProt-P favorece en la Mayor de las Antillas a las úlceras de los pies de estas personas y evita considerablemente las amputaciones.

En esta región nororiental desde el inicio de su aplicación hace diez años se han atendido unos tres mil pacientes y el alto número de amputaciones que existía antes de 2007 se ha ido reduciendo al 24 por ciento en 2013 y al 8 por ciento el pasado año.

Esto ha sido posible por la extensión del producto en la atención primaria en las 10 áreas de salud del municipio cabecera y por todos los municipios de la provincia.

Las bondades del HeberProt-P es reconocida en decenas de país de varis continentes y cada día crece más la demanda. Es el medicamento ideal para tratar las úlceras del pie diabético y único de su tipo en el mundo.

La Habana, 30 jun (RHC) A diez años de su primera aplicación, el Programa de Atención Integral al Paciente con Úlcera de Pie Diabético con el uso del Heberprot-P, ha favorecido a 65 mil cubanos, y a 250 mil de otros países, lo que valida el humanismo y la solidaridad de la Revolución.

Rafael Ibargollín, promotor del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de la provincia de Sancti Spíritus, ese programa de salud se ha consolidado en Cuba y otros países.

Añadió el funcionario que con su aplicación existe la posibilidad en 70 por ciento de salvar una extremidad complicada, algo impensable antes de su creación.

Desde junio de 2007, se inició en Cuba una prueba piloto en la provincia de Sancti Spíritus, y por su éxito en la cicatrización de las úlceras complejas del pie en las personas con Diabetes Mellitus, motivó que se extendiera a las demás provincias.

CAMAGÜEY.- Para cualquier camagüeyano necesitado del Heberprot-P, por ser diabético y padecer de úlceras en sus pies, es muy común acudir a los centros de Salud, que son 31 en la provincia aptos para aplicar el tratamiento inyectado intralesión, concebido hasta las 24 dosis, si no resuelve antes.

Este fármaco cubano es único de su tipo a nivel mundial, su producción resulta altamente costosa con sus gastos sufragados por el Estado, ostenta un elevado estándar de calidad y se prescribe para el tratamiento de pacientes con Úlceras del Pie Diabético (UPD), en estados avanzados y con alto riesgo de amputación; sin embargo, detectarlas a tiempo garantiza aún más el éxito terapéutico.

En Cuba está concebido el Programa de Atención Integral a personas con este problema de salud y extendido desde hace 10 años, justamente desde el 30 de junio del 2007.

Camagüey fue la cuarta provincia de la nación en beneficiarse con el producto, antecedida por La Habana, Granma y Sancti Spíritus.

Unos 4 000 camagüeyanos han sido beneficiados con este medicamento, de acuerdo con las estadísticas del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), de esta ciudad. La cantidad de cubanos que lo han recibido está por encima de los 67 800.

Es una solución eficaz que estimula la aparición de nuevos vasos que van a nutrir la úlcera en cuestión, mejora la irrigación del lecho de esta y propicia la llegada del tejido de granulación, o sea, el útil para que ocurra a posteriori la epitelización o el cierre de la lesión, de ahí que este medicamento aparezca registrado en más de 20 naciones de todos los continentes.

ÁREA DE SALUD JOAQUÍN DE AGÜERO: DOS TESTIMONIOS

Aquí, de sus 40 000 habitantes a atender, registran unos 3 590 diabéticos, consignados entre los de tipo Uno y Dos, y todos son chequeados las veces que sean necesarias en dependencia de su estado de salud, por un equipo multidisciplinario —como ocurre en todo el país— integrado por especialistas en angiología y cirugía vascular, endocrinología, clínicos, nutricionistas, psicólogos, en medicina general integral entrenados en diabetología, con un énfasis muy particular en el personal de enfermería, podología y promotores de salud y del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), por solo mencionar algunos.

Consuelo López Galván es ingeniera civil, pero debido a su diabetes de hace más de 20 años fue peritada y no trabaja, ella dijo: “Nos enseñan qué comer y cómo, a cuidarnos los pies, cuál es el tipo de zapatos a usar, aun así en mayo del pasado año presenté una úlcera y el tratamiento con el Heberprot-P me estuvo de maravilla, no tuve que enfrentar amputación alguna, mientras ahora me sucedió lo mismo e igual, los resultados van muy bien”; además, tuvo palabras de elogio para todo el personal que la atiende.

Por la envergadura del padecimiento, a Magaly se le suministra el tratamiento acostada.Por la envergadura del padecimiento, a Magaly se le suministra el tratamiento acostada.Por su parte, Magaly Guevara Hidalgo acudió a este servicio en noviembre del 2016 y con  las dosis requeridas del fármaco resolvió totalmente una úlcera en su pie derecho: “Ahora me demoré un poquito y hubo que operarme el izquierdo —amputación parcial del pie—, es por eso que vengo tres veces por semana a que me apliquen el Heberprot-P y así evitar males mayores, como la pérdida total del miembro. La intervención quirúrgica me la hizo la Dra. Maydelis Yero, angióloga del hospital universitario Manuel Ascunce Domenech y viene todos los viernes a verme”.

La licenciada en Enfermería y Máster en Ciencias Jacqueline Pérez Estenoz se encarga de inyectar intralesión este fármaco a ambas pacientes, las que según nos dijo: “Tienen que mantener un control del metabolismo y dieta adecuados y las lesiones libres de sepsis. Aquí somos fieles defensores de este medicamento que tanto bien hace y lo digo porque lo vivo en el día a día, es casi mágico ver cómo llegan y cómo se van, esa es nuestra principal satisfacción, aunque lo ideal sería evitar estas úlceras. Está probado que el Heberprot-P revolucionó el tratamiento de este problema de salud, y una de las complicaciones más temidas en estos pacientes, que es la amputación de sus miembros inferiores”.

 

8:30 de la mañana. El salón de espera del centro de rehabilitación del Policlínico Laboral, a la vera del principal de los accesos al reparto de Pastorita, en la ciudad de Cienfuegos, está repleto. Tiene lugar allí una Jornada de Salud convocada por la Dra. Ivonne Marrero Rodríguez, coordinadora en la provincia del Programa de Atención al paciente diabético y uso del Heberprot-P, un medicamento “mágico”, ciento por ciento cubano que cumple ahora su primera década de uso y resultados. Creado y producido en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), de La Habana, previene las complicaciones del pie diabético y evita la amputación de miembros.

A esa hora ya está listo el equipo mutidisciplinario de trabajo, que encabeza la Dra. Ivonne, acompañada de su colega Sahily González Acosta, también especialista en Angiología, además de su promotora Anaisa Del Sol. Se suma el grupo de Atención al diabético en el Área VII de Salud, conformado por la doctora Matilde Rodríguez Stuart, el licenciado Elier Domínguez Sanamé (traumatólogo) y la enfermera Elisa Moreira García. Todos se hallan capacitados para la aplicación y evolución del medicamento, así como para la detección a tiempo de las úlceras en los pacientes.

La consulta, de carácter integral, también acoge a psicólogo, nutricionista, podólogo, estomatólogo y clínico, de modo que los diez años de uso del fármaco resultaron saludados con atención, como debe ser.

Pero la voz se corrió por el barrio y muchos acudieron hasta el centro, incluidas personas ajenas a la diabetes, una señal clara del largo trecho que todavía le queda transitar a la Atención Primaria, en ese caro afán de hacer del Policlínico en las comunidades, la principal unidad asistencial. Angiología ofrece consultas en el Área IV para todos los pobladores de la zona.

Estamos celebrando los 10 años del programa, apunta Marrero Rodríguez. Seleccionamos esta Área de Salud por el número de pacientes dispensarizados acá, además de por su cercanía con el Área IV. Como ya apreciaron, contamos con un grupo multidisciplinario de atención, y en la medida en que los pacientes sean valorados, pues podrían ser derivados a otras especialidades, como la Oftalmología, por ejemplo. Aquí, si es necesario, incluiremos pacientes en el programa de tratamiento con el Heberprot-P, pero además realizaremos pesquisas con otros que no se encuentran en estadios avanzados de la enfermedad y pueden ser atendidos sin hospitalizar.

De izquierda a derecha la Dra. Ivonne Marrero, coordinadora del Programa Provincial de atención al diabético y uso del Heberprot-P; y la Dra. Sahily González, ambas especialistas en Angiología. /Foto: MagalysDe izquierda a derecha la Dra. Ivonne Marrero, coordinadora del Programa Provincial de atención al diabético y uso del Heberprot-P; y la Dra. Sahily González, ambas especialistas en Angiología. /Foto: Magalys

La metodología indica infiltrar el medicamento en las áreas de la úlcera; con ello se logra, mediante la granulación, que cicatrice, evitando la amputación mayor, que ya en el país alcanza un 70 por ciento de efectividad. La jornada comienza con una charla educativa, que parte del control metabólico, lo más importante en el inicio del tratamiento de la úlcera”, enfatiza la Dra. Ivonne.

Para la ocasión, acompañan al equipo los promotores del CIGB Milda Ferrrer Tamayo, que fiscaliza a la provincia de Cienfuegos, y Raudel Sosa Echagarruga, para la Región Central, ambos especialistas con amplios conocimientos en comunicación, promoción y sobre el uso y aplicación del medicamento y sus propiedades, quienes distribuyen plegables entre los candidatos a pacientes, al tiempo que organizan y comparten la jornada.

ATENCIÓN FAMILIAR AL DIABÉTICO

Francisca Sarría tiene 63 años y más de media vida como paciente diabética. Concurre a consulta con una lesión infectada en el pie derecho, que le impide caminar: “me clavé una puntilla en el jardín del edificio, pensé era una bobería, pero ya llevo una semana y la cosa va de mal en peor. Tuve hasta fiebre. Me enteré que venía la Dra. Ivonne y dije, esta es la mía, así no tengo que ir al Hospital”, comenta Pancha, con toda la pierna caliente y adolorida, recostada al sillón de la consulta de Elier.

Ese es el error mayor de un paciente diabético, no acudir a tiempo tras la lesión”, aporta la Dra. Sahily, al tiempo que la examina y detecta, efectivamente, “una afección que debe ser controlada en una institución hospitalaria, para evaluar, administrar antibióticos, compensar el nivel de glucemia, y entonces poder aplicar el Heberprot-P”.

La anciana insiste en que no quiere ser ingresada, pues en casa todos trabajan, quién se va a quedar conmigo”, inquiere. Pero se hace necesario y es urgente. Aquí es donde juega un papel importante la familia, en el apoyo al enfermo, imprescindible en su calidad de vida y sobrevivencia.

Una lesión encontrada en consulta. /Foto: MagalysUna lesión encontrada en consulta. /Foto: Magalys

Y como buena observadora, pongo atención al calzado que usan, y noto que no es práctico, cómodo ni apropiado para las edades de quienes frecuentan la consulta, ni de quienes sufren padecimientos angiológicos. Y ya había escuchado antes, en una cita de la ACLIFIM, algunas quejas sobre la calidad de los zapatos ortopédicos. ¿Es que acaso el mercado no tiene en cuenta el envejecimiento poblacional a la hora de comprar para la venta? Aunque sí, en las boutiques, he visto sandalias apropiadas, pero tendrían que juntar 3 o 4 chequeras para poderlas comprar.

Regreso tras una digresión necesaria, y converso con Milda, promotora de CIGB: “Otro de los propósitos de jornadas como estas, y Cienfuegos las desarrolla con frecuencia, es acercar los servicios a las comunidades; por lo general los pacientes diabéticos son ancianos con lesiones que les dificulta el traslado a otros centros. Estamos tratando de establecer, en un trabajo conjunto con Salud, este tipo de consulta allí en el médico de la familia, en consultorios con condiciones para su funcionamiento. Esta es una de las estrategias del programa tras cumplir sus primeros 10 años”.

Resultó una mañana provechosa, sin dudas, en la que compartí con tanta gente preocupada y ocupada por la salud y la calidad de vida de sus coterráneos; en la que no dejó de atenderse a paciente alguno, incluso a los que nada tenían que ver con úlceras o lesiones del pie diabético, porque así son nuestros profesionales, quienes suman mayoría y no se descalifican.

Atrás dejo a ese equipo humano, y las imágenes que se me quedaron grabadas, porque nunca será suficiente la divulgación de temas como estos, para que la calidad de vida y el cuidado sea la máxima de quienes tenemos en nuestras manos las herramientas de la comunicación.

Los promotores de Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, institución creadora del Heberprot-P, reparten plegables con información. /Foto: MagalysLos promotores de Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, institución creadora del Heberprot-P, reparten plegables con información. /Foto: Magalys

Pacientes tratados

330 788

Redes Sociales

 

Visitas

02786790
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Anterior
Este mes
Mes Anterior
Todos los días
332
1297
1629
1776345
22907
34559
2786790

¿Por qué amputar?

Premios Obtenidos

World Intellectual Property Organizational
Premio Nacional a la Innovación Tecnológica
Mejor invención joven otorgada por la Oficina Mundial de Propiedad Intelectual en la 39 International Exhibition of Inventions of Geneva

Distribuidores en Rusia