Super User

Super User

Redacción. Quito
En Cuba las autoridades sanitarias han comenzado un estudio sobre la calidad de vida de las personas que utilizaron el medicamento inyectable ‘Heberprot-P’, que es “único de su tipo en el mundo” y sirve para tratar las úlceras del pie diabético, según información oficial.

“El fin es validar la eficacia del producto en la atención primaria de salud, donde se aplica gratuitamente”, ha dicho Rafael Ibargollín, promotor del Centro de Ingeniería Genética (CIGB), donde se desarrolló el medicamento.

De acuerdo a lo informado, el fármaco HeberProt-P ha demostrado una reducción del tiempo de cicatrización, lo que disminuye el riesgo de amputación; y además estimula y acelera la granulación y la cicatrización progresiva y sostenida. Por tanto, en este estudio se analiza la evolución de un grupo de pacientes que hace cinco años utilizaron este medicamento en dos policlínicas de la ciudad de Sancti Spíritus (a unos 500 kilómetros al este de La Habana).

En este sentido, Ibargollín ha asegurado que la utilización del medicamento en la atención primaria permite que la persona tenga la ventaja de aplicarse el producto desde que la lesión es más sencilla y, por tanto, el tiempo de recuperación resulta mucho menor.

El medicamento

Según el CIGB, entidad que ha desarrollado el HeberProt-P, el fármaco se inyecta directamente en la herida y es el “único en el mundo que logra sanar esas úlceras y constituye un producto con demostrada validez internacional en la cicatrización de las lesiones”. Además cuenta con registro en 31 países, entre los cuales se encuentra Ecuador, y a nivel internacional ha beneficiado a más de 250 mil personas.

“El producto dispone de patente premiada con Medalla de Oro de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y tiene la novedad de aportar una solución terapéutica contra una dolencia que hasta el momento de su aparición no tenía opciones efectivas de tratamiento”, han asegurado las autoridades sanitarias de Cuba.

El dato

El estudio iniciado por las autoridades sanitarias aborda diferentes variables como edad, sexo, color de la piel, incorporación del enfermo a la sociedad y reaparición de las úlceras.

Según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, la diabetes aqueja a 300 millones de personas en todo el mundo y en pocos años el número de enfermos puede llegar hasta 450 millones. Por otro lado, más del 60 por ciento de los diabéticos con úlceras en el pie sufre una amputación.

LA HABANA, 22 abr (Xinhua) -- Las autoridades sanitarias de Cuba han iniciado un estudio sobre la calidad de vida de las personas que utilizaron el "Heberprot-P", un fármaco único de su tipo en el mundo producido en la isla para tratar a las úlceras del pie en diabéticos.

Los especialistas analizan la evolución de un grupo de pacientes que hace cinco años utilizaron el fármaco inyectable en dos policlínicas de la ciudad de Sancti Spíritus, a unos 500 kilómetros al este de La Habana.

"El fin es validar la eficacia del producto en la atención primaria de salud, donde se aplica gratuitamente", dijo a la prensa local el médico Rafael Ibargollín, un experto vinculado al Centro de Ingeniería Genética (CIGB) donde se desarrolló el medicamento.

La investigación abarca variables como edad, sexo, color de la piel, incorporación del enfermo a la sociedad y reaparición de la úlceras.

Ibargollín explicó que el empleo del medicamento en la atención primaria posibilita que la persona tenga la ventaja de aplicarse el producto desde que la lesión es más sencilla y, por tanto, el tiempo de recuperación resulta mucho menor.

De acuerdo con estadísticas mundiales, más del 60 por ciento de los diabéticos con úlceras en el pie sufre una amputación.

En la isla, en el caso de los enfermos que utilizan el fármaco, que actualmente está registrado en más de 30 naciones, el riesgo de amputación se encuentra por debajo del 1 por ciento.

Entre las ventajas del inyectable, que figura en el cuadro básico de medicamentos del Sistema de Salud Pública de la isla desde 2007, se destacan la reducción del tiempo de cicatrización, que disminuye el riesgo de amputación, además de que estimula y acelera la granulación y la cicatrización progresiva y sostenida.

Desarrollado por el CIGB, el "HeberProt-P", que se inyecta directamente en la herida, es el único en el mundo que logra sanar esas úlceras y constituye un producto con demostrada validez internacional en la cicatrización de las lesiones.

A nivel internacional el inyectable cubano, que tiene registro en varios países, entre ellos Rusia, Argentina, Venezuela, Turquía, Colombia, Ecuador, Ucrania y Vietnam, ha beneficiado a más de 250.000 personas.

El producto dispone de patente premiada con Medalla de Oro de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y tiene la novedad de aportar una solución terapéutica contra una dolencia que hasta el momento de su aparición no tenía opciones efectivas de tratamiento.

La cicatrización es efectiva debido a su método de aplicación basado en la infiltración de un ingrediente farmacéutico activo, el factor de crecimiento epidérmico humano recombinante, aplicado con una aguja en el lecho de la herida.

La diabetes es considerada como una pandemia no transmisible, cuyo impacto continuará creciendo en todo el planeta, por lo que los expertos aseguran que las úlceras del pie diabético seguirán siendo una gran complicación médica.

En la actualidad, la diabetes aqueja a 300 millones de personas en todo el mundo y en pocos años el número de enfermos puede llegar hasta 450 millones, de acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud.

Cuba tiene una sólida industria de investigación y elaboración de fármacos biotecnológicos, con la producción de unos 150 renglones, entre ellos diversas vacunas, cuyas ventas aportan a la isla unos 400 millones de dólares anuales.

Además del "HeberProt-P", los científicos cubanos han registrado vacunas contra la hepatitis "B" y el "hemophilus influenzae"; una pentavalente que incluye cinco antígenos; y una de estreptoquinasa recombinante, proteína que tiene una acción trombolítica y se usa contra el infarto del miocardio.

También en la isla se producen varios medicamentos contra el cáncer que alargan y mejoran la calidad de vida de los pacientes.

El CIGB, fundado en 1986 por el entonces presidente Fidel Castro, es en la actualidad líder de un sector que agrupa a medio centenar de diferentes centros con más de 10.500 científicos y técnicos.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, concretó con autoridades de Salud en Cuba un convenio que busca importar el medicamento Heberprot-P, el cual evita la amputación del pie diabético en más de 70 por ciento de los casos.

El Memorándum de Entendimiento permitirá que la Ciudad de México aporte la experiencia del programa Cunas CDMX a la Isla y al mismo tiempo coadyuve para que las autoridades federales mexicanas avalen el ingreso de Heberprot-P al país.

El funcionario visitó el Centro Internacional de Restauración Neurológica (CIREN), en La Habana, donde le fueron mostrados los avances en la atención y recuperación de pacientes con problemas neuronales.

Luego tuvo un encuentro privado con autoridades de Salud, encabezadas por el ministro Roberto Morales con quien previamente firmó el convenio de El Médico en tu Casa.

Por la tarde el mandatario capitalino visitó el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, sitio que desarrolla la investigación y producción de medicamentos como Heberprot-P, y donde fue reconocido por el diseño de El Médico en Tu Casa.

Para cerrar su agenda pública, Mancera sostuvo una conversación con los especialistas del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, donde se alberga el programa para el tratamiento integral al VIH/Sida.

A su llegada a la Isla fue recibido por el embajador de México en Cuba, Enrique Martínez y Martínez, así como la viceministra de Salud, Marcia Cobas.

El mandatario capitalino regresa a la Ciudad de México este sábado. En esta gira estuvo acompañado por el secretario de Salud, Armando Ahued, y el jefe de Gabinete de la Ciudad de México, Julio Serna.

Un estudio sobre la calidad de vida de los pacientes que emplearon el Heberprot-P, fármaco con patente de Cuba único de su tipo en el orbe, para curar las úlceras del pie diabético (UPD) se inició en dos policlínicos de esta ciudad.

Al decir de Rafael Ibargollín, promotor del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) del territorio de Sancti Spíritus, la investigación tiene en cuenta a aquellos que padecieron UPD hace cinco años atrás y apuntó, además, que se efectuará en los policlínicos Centro y Norte, de la capital provincial.

Comentó que el fin es validar la eficacia del producto en la atención primaria de salud, donde se aplica gratuitamente; de ahí que el estudio se ejecute en varios centros de este tipo en el país y el cual tiene en cuenta variables como la edad, sexo, color de piel, incorporación del enfermo a la sociedad, reaparición de la úlceras, entre otras.

El especialista en Genética Médica especificó a la ACN que el hecho de emplearse el medicamento en la atención primaria, de que se encuentre al alcance de la mano de los enfermos, posibilita que la persona tenga la ventaja de aplicarse el producto desde que la lesión es más sencilla y, por tanto, el tiempo de recuperación resulta mucho menor.

Gracias el Heberprot-P la reaparición de las úlceras también se han reducido en estas personas, un hecho en el que han incidido, a su vez, los constantes operativos que se realizan para evaluar el funcionamiento de esta iniciativa priorizada por el sistema de salud cubano.

Según estadísticas mundiales, refirió Ibargollín, más del 60 por ciento de los pacientes con UPD sufren una amputación en el orbe.

En cambio, en el caso de los enfermos cubanos que utilizan el fármaco –que actualmente tiene patente en más de 30 naciones– el riesgo de amputación se encuentra por debajo del uno por ciento, lo que avala la eficacia y calidad del producto, resultado de la biotecnología cubana.

Consolidar en la atención primaria de salud la prestación médica al paciente con Diabetes Mellitus constituye uno de los logros principales del programa, ya que se intencionan las acciones de pesquisajes en aras de detectar a aquellos con potencialidades de sufrir esa dolencia y, de esa forma, brindarle un servicio preferencial, señaló.

Ibrahím Cardosa, de 62 años, recuerda lo que le sucedió un tiempo atrás con su primera úlcera y asiste nuevamente a la consulta, porque, según confesó, no esperará a complicarse y va a que lo valoren los especialistas, ya que \”confía en ellos, en su profesionalidad y entrega\”.

Entre las ventajas del medicamento, que figura en el cuadro básico de medicamentos del Sistema de Salud Pública desde el 2007, se destacan la reducción del tiempo de cicatrización, lo que disminuye el número de desbridamientos y del riesgo de amputación, además de que estimula y acelera la granulación y la cicatrización progresiva y sostenida en UPD.

El sistema público de salud en Ecuador se ha visto fortalecido con los convenios suscritos en esa esfera con Cuba por el gobierno del movimiento Alianza País, presidido por Rafael Correa.

Acuerdos en las especialidades de medicina general, fisiatría, oncología, oftalmología y angiología han posibilitado mejorar los índices sanitarios en el país andino, donde miles de personas se han visto beneficiados por la ayuda de los profesionales cubanos de la salud, que también colaboran en la capacitación de sus colegas ecuatorianos.

Para el presidente Correa es Cuba el mejor ejemplo a seguir para la Revolución sanitaria que desarrolla la nación, porque tiene uno de los sistemas de salud más completos del mundo.

Uno de los convenios suscritos de gran impacto entre la población por la alta incidencia de la diabetes es el referido a la atención integral al paciente con úlcera de pie diabético y que ha venido a fortalecer la estrategia nacional para las Enfermedades Crónicas No Transmisibles.

En Ecuador el consumo de sustancias tóxicas, los malos hábitos alimentarios y el sedentarismo influyen en el aumento de esta enfermedad, por lo cual existe un programa nacional del Ministerio de Salud Pública para reducir la tasa de afectación.

Cuba registra el menor índice de mortalidad por diabetes de todo el continente americano, 12,3 por cada 100 mil habitantes, y desarrolla una estrategia para combatir el padecimiento, por lo que las autoridades sanitarias ecuatorianos valoran altamente el apoyo del archipiélago.

A las consultas, atención y seguimiento a estos pacientes, por especialistas de las dos naciones, se suma la aplicación del Heberprot-p, un novedoso medicamento cubano presente en decenas de naciones y cuyo empleo en la Mayor de las Antillas ha mostrado que el riesgo relativo de amputación, por úlceras del pie diabético, se redujo en más de un 78 por ciento.

El fármaco, desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, de La Habana, acelera la cicatrización y el crecimiento del nuevo tejido, además de reducir la posibilidad de que el paciente sea sometido a intervenciones quirúrgicas y mejora su calidad de vida.

 

Favorable acogida ha tenido entre los pacientes la atención de los médicos cubanos, presentes en cualquier rincón del país andino, y cuya labor ha posibilitado no solo controlar, sino también prevenir males de gran incidencia en la población, sobre todo la diabetes, considerada como una de las cinco enfermedades causante de mayor número de muertes en Ecuador, pero donde la atención integral logró disminuir las amputaciones de un 60 a un 2,7 por ciento.

CAMAGÜEY.- El estudio del impacto del uso del Heberprot-P en Cuba y, por supuesto, su efecto sobre las amputaciones mayores en los miembros inferiores en diabéticos con úlceras en sus pies, llega a una cuarta etapa, en la que se prevé involucrar al hospital universitario Manuel Ascunce Domenech, antes de terminar el primer semestre del año, y con una duración entre tres y seis meses.

La información, ofrecida por el Dr. Raúl Romay Buitrago, jefe de servicio de Angiología y Cirugía Vascular en la institución hospitalaria y del Programa Provincial de esa especialidad, coincidió con el aniversario tercero de la Unidad de Atención Integral al pie diabético y la aplicación del Heberprot-P, adscrita al mencionado centro, con el antecedente de diez años atrás cuando comenzó a aplicarse ese fármaco cubano allí, único de su tipo a nivel mundial, altamente costoso con sus gastos sufragados por el Estado, de elevado estándar de calidad y prescrito para el tratamiento de pacientes con Úlceras del Pie Diabético (UPD), en estados avanzados y con alto riesgo de amputación.

Si lugar a dudas, las tres etapas que antecedieron el estudio previsto, avalan que el Heberprot-P revolucionó el tratamiento en una de las complicaciones más temidas en estas personas. Se asegura que el 15 % de los diabéticos en el algún momento de sus vidas hacen una úlcera del pie e igual que un 15 % de estos precisarían de ser amputados.

A propósito de los trámites establecidos, con la inclusión de la necesaria aprobación del comité de ética, la Doctora en Ciencias Isis Yera Alós, de la Dirección de Investigación Clínica del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de La Habana, se refirió a los loables resultados obtenidos en las tres etapas anteriores de dicho estudio, en todas las que primó que en la mayoría de los casos de mutilación no habían sido tratados con el producto, y si lo recibieron la cifra fue considerablemente baja.

Además, puntualizó, que los sucesos lamentables respondieron más a la diabetes mellitus Tipo Dos, en personas mayores de 60 años y en que el éxito de la curación de esta afección exige un enfoque integrado y multidisciplinario.

Yera Alós insistió en que lo ideal siempre será no llegar a padecer de la úlcera, en coincidencia total con lo expuesto por el Dr. Pedro P. Vejerano García, Profesor Titular de vasta experiencia en la especialidad aquí, quien puso especial énfasis en la labor educativa a todos los niveles y no solo a escala de charlas sanitarias, para que el diabético conozca su padecimiento, cómo enfrentarlo, sus niveles de glucemia aceptables, y evitar las úlceras en sus pies.

 

En los estudios anteriores participaron el “Manuel Ascunce Domenech”, y las policlínicas Julio A. Mella, de Camagüey y la Norte del municipio de Florida.

En casi la totalidad de los policlínicos espirituanos, además del Hospital Camilo Cienfuegos, se aplica el medicamento, el cual resulta vital para prevenir y tratar las úlceras del pie diabético

Para Jorge Ramón González, residente en Sancti Spíritus y quien tiene 62 años de edad, es una “bendición” que casi no tenga que caminar para curarse la úlcera del pie diabético que padece, porque puede recibir el tratamiento en un policlínico cercano.

Es mi quinta úlcera, confesó a la ACN este paciente, y siempre nos han priorizado en las consultas y nunca hemos tenido quejas de los enfermeros que nos curan, porque aquí el servicio es de calidad, lo mismo en el trato con el paciente como en la prestación médica.

Jorge Ramón es una de las mil personas que actualmente reciben el Heberprot-P de forma gratuita en la provincia de Sancti Spíritus, y que tiene a su disposición, sin trasladarse hasta una institución hospitalaria, este fármaco cubano único en el mundo, y que figura en el cuadro básico de medicamentos del Sistema de Salud Pública desde el 2007.

Gracias a las estrategias del Ministerio de Salud Pública y a la sistematicidad de un equipo multifactorial para el tratamiento de esa dolencia en el territorio, es que en casi en la totalidad de los policlínicos, además del Hospital Camilo Cienfuegos, se aplica el medicamento, el cual constituye una iniciativa que resulta vital para prevenir y tratar las UPD.

Yaliesky Chávez, uno de los promotores del programa en la provincia, comentó que en ese equipo, además del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), son responsables los servicios de Angiología, las direcciones de Salud Pública, así como también las áreas de salud con sus policlínicos y consultorios del médico de la familia, sitios estos últimos donde más se fortalece la dispensarización.

El Licenciado en Enfermería Agustín Pérez, del Policlínico Centro de la capital provincial, señaló que a pesar del esfuerzo del equipo de especialistas y técnicos, se debe incrementar la divulgación del producto que mejora considerablemente la calidad de vida de los diabéticos con UPD al prevenir, además, las amputaciones.

Refirió que se realizan constantemente operativos, recorridos para evaluar el funcionamiento de esta iniciativa priorizada por el país y análisis sobre el impacto del Heberprot-P en los enfermos.

De acuerdo con el doctor Rafael Ibargollín, especialista en Genética Médica del CIGB espirituano, el propósito es atender tempranamente a esos enfermos y agregó que aunque es un producto caro, el fin es evitarle a quienes sufren esa dolencia una operación, ya que según cifras, más del 60 por ciento de los pacientes con UPD sufren una amputación en el mundo, aseveró.

En el caso de los enfermos cubanos que utilizan el fármaco –con patente hoy en más de 30 naciones– el riesgo de amputación se encuentra por debajo del uno por ciento, lo que avala la eficacia y calidad del Heberprot-P.

 

Consolidar en la atención primaria de salud la prestación médica al paciente con Diabetes Mellitus, constituye uno de los logros principales del programa, ya que se intencionan las acciones de pesquisajes en aras de detectar a aquellos con potencialidades de sufrir esa dolencia y, de esa forma, brindarle un servicio preferencial.

Unos 226 mil pacientes de una treintena de naciones han sido beneficiados con el Heberprot-P, desde que comenzó su aplicación en 2008 hasta enero último, anunció en esta capital un experto del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB).

En conversación exclusiva con la Agencia Cubana de Noticias, el Doctor en Ciencias Manuel Raíces, especialista de esa institución, perteneciente al grupo empresarial BioCubaFarma, explicó que ese fármaco para las úlceras del pie diabético está registrado en 21 países.

Entre ellos en Cuba, Argelia, Argentina, Uruguay, República Dominicana, Venezuela, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Perú, El Salvador, Turquía y Rusia.

Precisó el doctor Raíces que Rusia añadió el Heberprot-P en el cuadro básico de medicamentos esenciales para el tratamiento de las úlceras del pie diabético, y en estos momentos existe un programa piloto de incorporación de esta terapia en varias regiones de esa nación.

Desde 2007, cuando se introdujo en Cuba y hasta febrero último, suman más de 51 mil pacientes tratados con ese producto de la biotecnología nacional, único de su tipo en el mundo, y en los primeros dos meses del presente año se han favorecido a mil 835 personas en todo el país, subrayó.

Con el uso del Heberprot-P sólo en la mayor de las Antillas evita anualmente más de dos mil 200 amputaciones, destacó el científico.

La Federación Internacional de Diabetes alerta que esa enfermedad afecta actualmente a más de 415 millones de personas en el planeta, cerca de la mitad de los pacientes no puede controlar sus niveles de azúcar en sangre con los medicamentos actuales, las dietas y los ejercicios, por lo cual se incrementa el riesgo de las complicaciones.

Según cálculos en Cuba hay casi un millón de habitantes con Diabetes, debido fundamentalmente a los inadecuados estilos de vida, como la falta de ejercicios físicos, la obesidad y el sedentarismo, y los hábitos alimentarios, enfatizó el doctor Raíces.

Ello incrementa el riesgo de las complicaciones, incluido el fallo renal, la neuropatía y las amputaciones, lo cual representa un reto para las sociedades y los sistemas de salud, advirtió.

Miércoles, 13 Abril 2016 12:49

Expanden uso del Heberprot-P en Rusia

RUSIA, 29 de marzo de 2016.- En conferencia realizada en el Hospital regional de Altaiskiy Kray, los endocrinólogos y cirujanos vasculares de esa región conocieron sobre las ventajas del uso del Heberprot-P.

La delegación integrada por Natacha Díaz Aguilera, consejera de la Embajada de la República de Cuba en la Federación de Rusia, Marianela García Siverio, ejecutiva de desarrollo de negocios de Heber Biotec S.A. y el Dr. Cirujano vascular, José E. Saurí Chávez realizaron una conferencia en dicho hospital y seguidamente los especialistas de dicha institución asistieron a la clase magistral para el uso del  medicamento líder de la biotecnología cubana, impartida por el Dr. Saurí.

Al finalizar el programa de la visita, la delegación cubana fue recibida por el viceministro de Salud, Doctor en Ciencias médicas, Serguey Nasonov, el cual explicó que la incidencia de la diabetes en esta región muestra indicadores superiores al resto de la regiones de Rusia, de ahí el interés por la experiencia de Cuba en el uso del Heberprot-P, para evitar las amputaciones provocadas por las complicaciones de las úlceras del pie diabético. (CubaMinrex/ Embacuba Rusia)

Miércoles, 13 Abril 2016 12:48

El Heberprot-P ya hace milagros en Kuwait

Cuando Ahmed Khaled Ghasem se dirigió a mediados de enero a la Clínica Especializada del Instituto Dasman para el Tratamiento de la Diabetes, adscrita a la Fundación Kuwaití para el Progreso Científico, no estaba seguro de los resultados que iba a obtener. Este paciente sufría de úlceras complejas del pie diabético, por lo que todos los médicos que lo atendieron en los distintos hospitales le informaron que la única opción era la amputación de la pierna derecha por encima de la rodilla.

Ahmed, de 50 años de edad, sufre de diabetes tipo II hace 30 años y se ha sometido a tratamiento de diálisis durante varios lustros. El solo hecho de pensar que iba a perder su pierna le causaba un dolor insoportable, era incapaz de dormir y se preguntaba: ¿cómo me moveré, cómo realizaré mi trabajo y cómo continuaré con mi vida con tan solo una sola pierna?

Cuando el último galeno que lo atendió le informó que la amputación era la única opción disponible, Ahmed le preguntó al doctor casi sin esperanzas, sino había otra solución. El médico pensó un poco y le respondió: “Quizás haya otra solución; actualmente hay un grupo de investigadores en el Instituto Dasman para el Tratamiento de la Diabetes que aplican un nuevo medicamento, el cual se encuentra en fase de ensayos clínicos y que quizás te pueda servir, ¿por qué no lo intentas?”

Así, y a pesar de haber perdido casi todas sus esperanzas, Ahmed se dirigió a esa clínica para probar suerte, pues ya no tenía nada que perder y aceptó participar en los ensayos clínicos. De esta manera, Ahmed comenzó a recibir el tratamiento con el medicamento a principios de 2015, asistiendo a los ensayos tres veces por semana. Después de 11 semanas comenzó la reconstrucción del tejido muerto de su pie.

La Dra. Lianet Rodríguez, participante en los ensayos clínicos, en declaraciones a la Revista “Progreso Científico”, declaró que después de 76 días de tratamiento con factores de crecimiento humano recombinante, mediante infiltración intralesional aplicada directamente en la zona de la lesión, se completó el crecimiento del tejido conjuntivo y la granulación de la herida, que es la tarea principal antes de la cicatrización y la recuperación total.

Agregó la especialista asistente e investigadora en Bioquímica, que Ahmed se sentía muy cansado, preocupado y dolido en las primeras visitas, pero con el avance del tratamiento y gracias a la atención esmerada de los médicos y enfermeras comenzó a cambiar su temperamento y la ayuda al paciente brindada por su esposa le dio un aire de diversión a la clínica, “sentimos una inmensa alegría cuando lo vimos caminando sin ayuda por primera vez”.

Página 1 de 17

Testimonio de paciente tratado con Heberprot-P

Programa Nacional Heberprot-P

Pacientes tratados

250 000

Redes Sociales

 

Visitas

02571173
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Anterior
Este mes
Mes Anterior
Todos los días
1244
873
4412
1561913
20998
34357
2571173

¿Por qué amputar?

Premios Obtenidos

World Intellectual Property Organizational
Premio Nacional a la Innovación Tecnológica
Mejor invención joven otorgada por la Oficina Mundial de Propiedad Intelectual en la 39 International Exhibition of Inventions of Geneva