En presencia de infección evidente, ¿cuándo se contraindica el tratamiento?

No se contraindica el tratamiento, se suspende hasta resolver el problema de la infección y se comienza o reinicia nuevamente el tratamiento.